sábado, 28 de mayo de 2016

BRAVOLEUM. UNO DE LOS MEJORES ACEITES DEL MUNDO.

Durante un reciente viaje por Andalucía estuve aprovechando la estancia para sumergirme en el fascinante mundo del aceite de oliva virgen extra. A los que somos de tierras húmedas nos suena tan exótico como el cultivo del aguacate. 

Me resultó muy interesante la variedad de aceituna Royal, típica de Cazorla, donde adquirimos algunas botellas. No obstante, el producto estrella ha resultado ser el Bravoleum Picual, toda una joya gastronómica que cuesta menos de 8 euros el medio litro y que se vende online directamente desde la empresa elaboradora, que se llama Hacienda El Palo. Tras haber empezado con otros aceites de gama alta, no pudimos resistirnos al atractivo del envase y me temo que después de haberlo degustado, va a ser difícil o imposible encontrar algo similar.

Siempre insisto en que la mejor publicidad es un buen producto y este es el caso perfecto, un aceite premium gourmet lleno de matices, sabores y olores, con un posgusto tan adictivo que incita a mojar pan contínuamente. Ahora solo me falta probar la variedad Arbequina, que a lo mejor no me resulta tan atractiva por ser presumiblemente mucho más suave.

La nota de cata la podemos ver en este enlace. En lo que a mi respecta, me agrada el picorcillo leve y también el amargor muy controlado. Por ejemplo en la variedad de aceite de Antequera, el amargor lo encuentro demasiado marcado y en los Arbequina los matices son muy ténues para apreciarlos en la boca de un consumidor del Cantábrico al que le place la explosión de sabor a olivar que tiene el Bravoleum Picual.

Últimamente los fabricantes parecen haberse dado cuenta de que los envases tienen que llamar la atención y hay toda una lucha a ver quién se luce más en el llamado "packaging". Ciertamente los de Bravoleum han acertado con el envase opaco. No obstante, conviene no fiarse excesivamente del lujo en la presentación de las marcas.

También he observado que comprando directamente en almazaras los precios son muy competitivos, cosa que no ocurre en tiendas especializadas enfocadas al turismo. Otro canal interesante es la gran distribución, o sea, los hipermercados, pero no siempre con gran variedad de elección. Curiosamente esto no sucede con otros productos, ya que en Asturias los precios son muy parejos independientemente de que compres el queso al pastor o en una tienda.

Ahora me queda la duda de si otros aceites más caros pueden ser mejores. La relación calidad-precio de Bravoleum desafía toda competencia. Por supuesto que haré alguna prueba a ver qué me encuentro, pero no encontraría razonable pagar el doble a no ser que la calidad aumentara en proporción significativa. Lo que tengo claro es que por ocho euros no encontraré nada mejor y la única competencia posible sería Venta del Barón, un aceite de Priego de Córdoba considerado mejor del mundo durante los últimos años.

lunes, 9 de mayo de 2016

QUESO DE CABRALES VEGA DE TORDIN. SABOR, TECNOLOGÍA Y ESPECTÁCULO PARA TODA LA FAMILIA.

Hace varios años que las instalaciones de esta empresa familiar sufrieron la destrucción completa a causa de un desprendimiento y ahora Vega de Tordín renace de sus cenizas en una nueva ubicación, no muy distante de la antigua pero al otro lado del río Cares, a la salida de Arenas de Cabrales en dirección a Cantabria.

La empresa ha editado un tríptico en el que se anuncia la posibilidad de efectuar una visita guiada con degustación. Nada nuevo parecía pero las sorpresas nos desbordaron positivamente. La explotación ganadera de vacuno para producción de leche está a la última en cuanto a tecnología y por supuesto en cuidado de los animales. Es toda una delicia ver cómo las vacas deciden cuándo quieren ser ordeñadas por un robot que las motiva y premia mientras analiza la composición de la leche. Curiosamente las vacas hacen cola pacientemente porque les encanta y se les premia. Nada de dormir en lechos de cemento, ya que los animales reposan en un colchón con relleno pensado para su comodidad y relajación. Lo curioso es que así dan más cantidad y calidad de leche. Incluso existe un punto destinado a que puedan masajearse y rascarse por sí mismas cuando les venga en gana, además de un dosificador de sal que ellas mismas aprovechan a placer. Más parece un hotel vacuno que una explotación tradicional, con criterios de respeto a los animales y a su bienestar.

Las nuevas instalaciones cuentan con parking para coches y autobuses, siendo una visita indicada para todos los públicos, especialmente para niños, que verán las terneras más jóvenes en una zona especialmente separada donde podrán incluso acariciarlas. Se explica detalladamente el proceso de producción del queso, que pasará un tiempo en cuevas del municipio antes de ponerse a la venta. Dorita es el alma del show y su locuacidad dejará impresionados a los visitantes por su vehemencia y simpatía.

En cuanto al queso en sí, es probablemente el mejor que he probado en mi vida. En la prueba de degustación supera a los de gran reserva, mientras que el precio se mantiene bajo. Lo elaboran solo con leche de vaca, sin añadir nada de oveja y cabra y sin embargo el resultado es glorioso, con buena untuosidad y cremosidad. La sal, en su justo punto, con picorcillo pero sin amargor. Vega de Tordín hace un queso de Cabrales antológico digno de las mesas más refinadas. Se vende en las propias instalaciones de la empresa envasado al vacío y también lo podemos encontrar en Quesos Torreón de Cangas de Onís, entre otros comercios.

Así pues, recomiendo encarecidamente la visita a las instalaciones y la adquisición del queso porque ya era hora de se fueran haciendo cosas tan buenas y hermosas.

Por lo visto la web de la empresa sigue inactiva y los teléfonos de contacto para visitas de grupos son 674 597 738 y 674 597 736. Las visitas individuales se hacen sobre la marcha y aplican una tarifa de tres euros por persona. En resumidas cuentas, una actividad muy recomendable y un queso que se sale.

lunes, 4 de abril de 2016

MESÓN QUINCE ARROBAS. JEREZ DE LA FRONTERA.

Inicialmente la palabra "mesón" no anticipa nada moderno pero hay que tener en cuenta que nos hallamos ante el mesón 2.0 del tercer milenio. La fórmula consiste en que los propietarios del local son también productores de cerdo ibérico. Se trata de la empresa Montesierra, que no tiene nada que ver con la compañía vinícola del mismo nombre. Una vez que ellos mismos son los proveedores de casi todo lo que sirven para comer, la operación suena a éxito y de hecho lo es. El mesón Quince Arrobas se encuentra en una zona moderna de la ciudad pero frente a las bodegas Sandeman y a pocos metros de la escuela de arte ecuestre, nada lejos del cogollo histórico.

El motivo de ir a este restaurante fue que me encontré con su web y en ella aparece detallada toda la carta con precios, cosa que raramente ocurre en una web de restaurante; de hecho en Andalucía hay muchos establecimientos que ni siquiera la exhiben en el exterior.

Aquí se viene principalmente a consumir productos derivados del cerdo ibérico, sea en forma de embutidos o bien de platos cocinados. Los precios son muy asequibles y permiten comer tapas o raciones. La carta la podemos ver con todo lujo de detalles en este enlace

Naturalmente que el mesón está orientado a carnívoros y poco indicado para vegetarianos, aunque haya algunos platos sin carne.

El personal es atento y servicial, algo muy común en Andalucía. Los platos salen a bastante velocidad y el local se llena con facilidad; por cierto que están en planes de ampliación.

Si nos gusta lo que hemos comido, también hay una sección de carnicería y charcutería donde podemos adquirir loncheados al vacío. De hecho hice un gasto bastante generoso, ya que los precios eran muy competitivos.

Fuimos a comer un par de veces y hubiéramos ido más, pero la estancia en la ciudad era corta. El mesón Quince arrobas está muy cerca del restaurante Albalá, al cual soy adicto desde hace años. Por lo tanto tenemos dos buenas opciones para comer o cenar cerca de sitos visitables. Si el viajero se deja caer por Jerez, el hotel Sherry Park está muy a mano y disponen de parking gratis para clientes alojados.

Obsérvese que hasta el momento no he utilizado los típicos adjetivos de "delicioso" o "riquísimo". En cuanto a la cocina en sí, está muy lograda. Los tamaños de los platos son generosos, la calidad del aceite elevada y el género de primera. Un sitio así no puede fallar y no falla. Visita imprescindible en la ciudad. Curiosamente el café es excelente y los postres muy trabajados.

domingo, 28 de febrero de 2016

¿VIAJAS AL EXTRANJERO? LLEVA SIEMPRE CONTIGO EMBUTIDOS LONCHEADOS.

Ya sé que no voy a descubrir nada nuevo para gran cantidad de viajeros, pero probablemente hay muchos lectores que hacen sus maletas sin contar con un equipamiento de emergencia que considero imprescindible para cualquier desplazamiento fuera de nuestras fronteras. Un buen surtido de embutidos loncheados saca de muchos apuros y nunca sabes cuándo te va a hacer falta. Los embutidos curados lo tienen todo, pues saben bien, ocupan poco espacio, aguantan cambios de temperatura y alimentan que da gusto, además de ahorrar bastante dinero cuando nos hallamos en entornos culinariamente decepcionantes. Es obvio que para viajes a países nórdicos son una salvación y con medio kilo de estos productos da para muchos bocadillos, sean de jamón, lomo o chorizo. Ya sé que hay lugares a los que no nos van a permitir entrar con estas delicias ibéricas, pero dentro de la UE no hay ningún problema. Conviene informarse previamente si el destino es exótico, por si acaso.

Los que viajan en coche lo tienen fácil y casi pueden llevarlo por sistema en un neceser a modo de botiquín. Para los que vuelan, los embutidos caben en cualquier parte y te resuelven una comida o una cena. Conviene llevar en el equipaje una navaja multiusos para abrir los envases si es que no llevan un sistema de apertura fácil. Una barra de pan siempre se puede conseguir en cualquier país y personalmente he probado la combinación de jamón con "grissini" italianos, enrollando las lonchas sobre el palito y obteniendo un resultado excelente.

Y si te sobra espacio en la maleta, cuenta también con unas latas de aceitunas, que por ahí fuera las venden a precio de oro...

jueves, 24 de diciembre de 2015

ROQUEFORT VERNIÈRES.UN GRAN QUESO AZUL EN EL LIDL.

Reconozco que mi debilidad por los quesos hace que este blog tenga muchos artículos sobre ellos. Particularmente me gustan los azules y curiosamente tenía muy mala imagen del Roquefort, más que nada porque lo que se comercializaba en España hace unos años era bastante flojo y realmente no tenía nada que ver con el auténtico queso de oveja curado en cuevas del sur de Francia. 

Me llamó la atención que este queso se vendiera en formato "quesito", ideal para comer en pequeñas dosis, por lo que me lo llevé a casa sin mucha ilusión, más que nada por probar. El resultado fue sorprendente, porque me encantó la cremosidad del queso, completamente untable y muy suave en la degustación, sin exceso de sal y con un punto de sabor excelente, todo ello a precios de bajo coste y sin la etiqueta "De luxe" que pone Lidl a sus alimentos más prestigiosos.

Precisamente la posibilidad de comprar el queso en cuñas pequeñas embaladas individualmente es lo que hace que cada nueva degustación sea provechosa porque el queso no se seca en la nevera y no pierde su característica textura ni se deteriora.

Evidentemente la calidad no está reñida con un proceso industrial de elaboración, que es lo que garantiza unos estándares de calidad. Lo artesano no se puede controlar muy bien cuando las cantidades elaboradas son elevadas.

Así pués, recomiendo el Roquefort Verniéres como digno participante en una buena tabla de quesos, precediendo a un buen Cabrales y como continuación de un Gamonéu del puerto.

lunes, 21 de diciembre de 2015

PATATAS DE VALDERREDIBLE. LUJO ASEQUIBLE.

En mi búsqueda de alimentos de alta calidad a precios convenientes me he topado con un producto tope de gama sobre el que me encanta escribir. Las encontré en el Carrefour de Torrelavega y probablemente las haya disponibles en el resto de Cantabria, ya que su distribución se encuentra a cargo de una empresa de la región, Patatas Ayarza, que comercializa todo tipo de patatas con diferentes presentaciones, incluso ya peladas y cortadas. 

No cabe duda de que en España se le ha prestado poca atención a la patata de calidad y en demasiadas ocasiones los restaurantes y las cadenas de supermercados han preferido los precios más bajos en detrimento de la calidad, lo que es lamentable porque nadie se arruina comprando patatas, alimento que cunde una barbaridad y admite las más variadas presentaciones.

Me cuesta encontrar buenas patatas en Asturias, aunque en la tienda Mercau Astur de Cangas de Onís tienen producto de calidad, pero sin garantía de continuidad en posteriores compras. Hasta ahora me conformaba con las patatas gallegas del Lidl, que dan un resultado excelente, pero debo reconocer que la presentación de las patatas de Valderredible tienen una presentación muy llamativa, ya que vienen sin lavar, con tierra y todo, más que nada porque no se le puede quitar hasta que se preparan para cocinar. Inicialmente son más adecuadas para la fritura y tienen un curioso color muy anaranjado. Las producen al sur de Cantabria, zona de clima castellano y en la que esta patata se ha adaptado de maravilla.

Las patatas de Valderredible no tienen denominación de origen pero sí garantía certificada de calidad controlada, lo que ayuda a mantener una notable calidad culinaria.

No las vamos a encontrar en las tiendas de productos típicos de Cantabria al lado de los sobaos, las quesadas o el queso Picón de Tresviso pero sí son una muestra de producto gastronómico de alto nivel que a lo mejor nos cabe en el maletero. Además, tenemos la garantía de que consumimos un producto nacional que ayuda a mantener la calidad de vida en el país y más concretamente en su zona rural.

lunes, 14 de diciembre de 2015

GRANIER MOLA PERO MÁS POR PRECIO QUE POR CALIDAD.

Me alegra que hayan aparecido por todo el territorio nacional las panaderías Granier. Se trata de una nueva oferta alternativa a la de los supermercados y las panaderías convencionales. Además son también cafeterías y confiterías con una óptima relación calidad-precio y una interesante opción de reponer fuerzas a precio muy razonable. 

En España no es sencillo encontrar buenos panes y menos aún en determinadas regiones. Si estás en Galicia, quizás no tengas tanto problema. Si vives en zonas limítrofes con Portugal es más fácil hallar pan bueno y barato, al igual que ocurre en las proximidades del territorio francés. Ahora bien, en muchos lugares la mejor opción se encuentra únicamente en Carrefour, con algunos panes temáticos no caros y bien conseguidos. El resto pueden ser panes de gasolinera y todo tipo de sucedáneos que salen muy baratos y solo tienen de pan el nombre.

Ahora bien, Granier no es tampoco la panacea. Sí es cierto que inicialmente tiene una gama muy variada de panes en barra, hogaza y bollos, pero eso no quiere decir que todas sus tiendas tengan todos los panes disponibles ni que quede el que te gusta si vas por la tarde. Hasta ahora mis visitas han encontrado muchas estanterías vacías.

El pan en sí es bastante correcto y no tengo queja, sobre todo teniendo en cuenta que la competencia ni se les aproxima. Ahora bien, tiene mejor presentación que sabor y más apariencia que esencia. Obviamente lo cobran bastante barato para lo que ofrecen y desgraciadamente no tienen nada especial para los que estamos dispuestos a pagar un poco más, que somos cuatro gatos. En bollería la cosa ya mejora algo. 

En resumidas cuentas, la cultura del pan en España anda bajo mínimos y son muy pocos los restaurantes que se esfuerzan por ofrecer un servicio mejorado y diferente, aunque sea a costa de recurrir a panes precocidos que sí están muy conseguidos.

Esperemos que este sea el inicio de la recuperación de aquellas boutiques del pan que en su momento florecieron y luego se marchitaron. Si lo que quieres es una barra larga, sobran sitios que la venden. Para el producto de calidad parece haber poca demanda.