Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

PERALZOLA. DESDE ASTURIAS Y PARA LOS FANS DE LOS QUESOS AZULES.

Llevaba tiempo viendo este queso en los expositores de las tiendas especializadas de Cangas de Onís pero no me animaba a comprarlo porque la pieza más pequeña pesa unos 800 gramos y cuesta sobre los 14 euros. Donde yo vivo no se vende al corte y fue el encargado de Quesos Torreón el que me cedió un trozo para probarlo en casa con calma. Una vez superada la prueba de la degustación, me decidí a comprar la pieza completa para darle gusto a la lengua en compañía de un tinto Merlot del Lidl que está delicioso y sale por menos de tres euros la botella. No me gusta arriesgar en piezas grandes que luego igual no me gustan y por eso creo que podría haber formatos más "portátiles" para animar al consumo.

Pues bien, para los que disfrutamos con quesos azules como Cabrales, Stilton y Gorgonzola, todo queso azul es bienvenido. Ojo porque el que no me gusta nada es el Roquefort, incluso el de alta gama. En este caso la particularidad principal es que nos hallamos ante un queso de oveja, t…

HOTELES CON RESTAURANTE CERRADO LOS FINES DE SEMANA

Mira que tengo varios blogs donde escribir sobre el tema, pero ya que se trata de comida, evitaré publicar este artículo en mis blogs sobre alojamiento, aunque también va relacionado.

Ya sé que es complicado rentabilizar un restaurante de hotel y que las más de las veces lo mejor que se consigue es perder poco dinero, pero la situación nos ha llevado a situaciones peculiares en las que muchos hoteles enfocados a la clientela de negocios cierran su restaurante desde el viernes por la noche hasta el domingo por la noche, ambos incluidos. Los hay que solamente dan cenas y también los que únicamente sirven comidas. En cuanto al tema legal, supongo que habría que consultar la legislación autonómica, pero de cara al servicio al cliente es una pena que en un cuatro estrellas el huésped tenga que salir por narices al exterior y encima en numerosos casos desplazarse en coche para comer o cenar algo. No soy precisamente un fan de los restaurantes de hotel pero en ciertas zonas los hay muy buenos…