Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

CAMIONES DE COMIDA. COMER DE PIE Y A LA INTEMPERIE.

La fórmula de los camiones de comida es aparentemente la misma que se lleva utilizando toda la vida con la venta ambulante de churros y helados, solo que curiosamente los "food trucks" no tienen tanta libertad para instalarse y sí muchas restricciones.

Los encontraremos en ferias y recintos cerrados, dentro de eventos temáticos relacionados con la gastronomía efímera.

No tengo nada en contra de este sistema de restauración pero ya dejo claro desde el principio que lo de comer en la calle y de pié no me parece apetecible ni mucho menos, supongo que en parte porque no es precisamente tradición en Asturias. Ya sé que comer pinchos y tapas en una barra es cosa corriente dentro del territorio nacional.

Por lo visto no hay ningún problema con la calidad de los productos y todo está muy legal desde todos los puntos de vista, pero luego está el problema de la competencia que puede suponer para los establecimientos convencionales, que cuentan con cosas como techo y servicios higiénicos.…

EN LOS RESTAURANTES ITALIANOS NO SE DAN PROPINAS.

Vamos a dejar las cosas muy claras. Da igual que en los USA la propina sea obligatoria y que los ingleses suelan premiar la atención con una generosa dádiva. Los españoles somos más aficionados a redondear la cuenta con unas monedas y a lo mejor un billete si el servicio se ha lucido especialmente o si se trata de impresionar a alguien.

El caso es que en los restaurantes italianos se sobreentiende claramente que no hay ninguna razón para dejar absolutamente nada como propina. El servicio está incluído y ni siquiera hace falta redondear la cuenta, porque ningún italiano deja propina, ningún camarero cuenta con ese dinerillo extra y no hay bote. Dejar un par de euros a un camarero italiano es tirar el dinero porque no te lo van a agradecer y lo más normal es que ni siquiera te traigan el cambio en un plato sino que te lo den en la mano.

Hay que tener en cuenta que los restaurantes de Italia ya cobran un suplemento por cubierto que fácilmente se planta en los tres o muchos más euros por pe…

CROQUETAS LOREA. JOYAS DE SUPERMERCADO.

Uno de los criterios para seleccionar un buen restaurante es la calidad de las croquetas. Si directamente nos las dan congeladas, ya nos están diciendo que no tienen ganas de trabajar. También puede suceder que sean caseras y que no estén buenas, puesto que a lo mejor no las saben hacer bien. El sector de los congelados ha progresado mucho y no solo se ofrecen artículos baratos sino también muy buenos, a costa de pagar algo más.

O sea que si las croquetas son caseras pero malas,  mejor congeladas y buenas, combinación que ya es posible. Los restauradores tienen acceso a productos elaborados expresamente para ellos  y pueden servir excelentes croquetas que cuelan perfetamente como hechas en casa.

Me encantan las croquetas y soy un gran aficionado. No dejo de disfrutarlas en cuanto puedo. Pues bien, las croquetas de la foto las compré en Carrefour y son de mis preferidas. Están elaboradas por una empresa vasca con sede en Guuipúzcoa y que también se dedica a las conservas de alta calidad.…

LLEGAN LOS RESTAURANTES PIRATAS.

No me lo puedo creer pero no me queda más remedio. Ya está disponible en nuestro país una nueva red de eso que llaman consumo colaborativo y no es más que pura economía sumergida.

Por lo visto los hay que se han animado tras el éxito de los alojamientos en domicilios y llegan ahora los servicios de restauración en viviendas privadas, eso sí, a precios de mercado e incluso más altos. Obviamente no voy a publicar la dirección de la web en cuestión. Supongo que la cosa acabará como terminó la famosa red de taxis ilegales que fue prohibida en España. No se trata solo de defender los ingresos de los hosteleros profesionales que pagan sus impuestos sino también la salud y la seguridad de los consumidores. 

En España no hay muchos de estos restauradores aficionados, pero en Francia ya abundan. Los precios propuestos no parece que vayan simplemente a cubrir costes sino que destilan ánimo de lucro y una escasa concreción en la oferta.

Comprendo que haya gente que quiera ganar un dinerillo extra, …

PON EN TU VIDA MOLLETES DE ANTEQUERA.

Si el lector es de esas personas que no concede mayor importancia al pan con que se comen los alimentos, mejor que deje de leer a partir de aquí.

El que escribe es de los que concede una atención muy especial al pan, de modo que si le sirven una excelente comida y el pan no está a la altura, saldrá cabreadado, mientras que tolerará una comida no tan buena si el pan brilla por su calidad.

El mollete de Antequera es uno de esos productos que debería triunfar de modo mundial y sin embargo eso no sucede, porque ni siquiera reina en España. La fórmula no es nada complicada y cuenta con los ingredientes de siempre. Lo que hace especial al mollete es su forma y también su textura, apta para todos los públicos aunque poco indicada para los amantes de la corteza dura.

El mollete de antequera se parece en la forma al pan pita, pero solo en eso, porque tiene miga y muy esponjosa. Antiguamente o lo traías de Antequera o lo hacías en casa, pero ahora ya se puede comprar en supermercados envasado en a…

SIGNORVINO. GARANTÍA DE COMER BIEN Y BARATO EN ITALIA.

De vez en cuando uno tiene suerte y se encuentra con agradables sorpresas como "Signorvino", una cadena de tiendas-restaurante extendida por el norte de Italia.

Mi experiencia se refiere al Signorvino de Brescia, ubicado en la Piazza de la Vittoria, el puñetero centro de la ciudad. El local ya llama la atención desde un primer momento porque es de esos con diseño y estética pijo-fashion que inicialmente podría echar para atrás, simplemente viendo el público tan selecto que frecuenta el restaurante. No obstante, un vistazo a la carta descubre una selección de platos de cada una de las regiones italianas a precios más baratos que los de una trattoría o de restaurantes con menos pretensiones.

Para los que disfrutamos con el vino, la oferta no puede ser mejor. Los vinos de la tienda pueden degustarse en la mesa al mismo precio que si los llevamos a casa. Hay una selección de vinos por copas pero casi compensa tomar la botella entera porque sale más a cuenta.

Durante los varios días…