miércoles, 30 de octubre de 2019

MAYONESA DE TRUFA HELLMANS. PRODUCTO MUY CURRADO.

En mi infancia había mayonesa Musa y poco más. Ahora sigue existiendo pero la encuentro excesivamente fuerte. En su momento me pasé a la Kraft, que era mucho más suave y ahora me sabe a poca cosa. Llegué a Hellmans en busca del equilibrio y lo encontré

Después de todo, la mayonesa no es un producto caro y parece obvio que no compensa comprar marcas blancas o específicas de cada supermercado. No te vas a arruinar comprando mayonesa.

La que aparece en la foto no sale tan bien de precio. Trae menos cantidad y cuesta un poco más, pero el sabor compensa de largo. La promesa es de sabor a trufa y se cumple, aunque uno de los ingredientes es la mostaza de Dijon, mientras que no aparece por ningún lado el porcentaje de trufa. No me importa, pues sabe a mayonesa trufada. Nadie te quita la posibilidad de rallar trufa sobre la mayonesa pero este producto te ahorra el trabajo. Viene en un tarro con tapa de cierre de varias vueltas, con lo que luego lo puedes usar para guardar frutos secos, flor de sal o lo que se te ocurra. 

De momento en mi casa ha triunfado sobre unas rabas de calamar. Ya sé que si los calamares son buenos no hacen falta salsas, pero estos eran congelados y no de esos que te sirven en los mejores bares de Cantabria.

El sabor a trufa no es tan intenso como para que parezca salsa de trufa sino que efectivamente hay un fondo de mayonesa con puntitos de trufa muy bien ligados.

Podemos aprovechar para disfrutarla porque probablemente no sea un producto que se vaya a quedar mucho tiempo en el mercado y luego igual la echamos de menos. Más bien parece un experimento a ver cómo reacciona el público, ya que han sacado otras mayonesas especiales y la situación económica no está como para virguerías, sobre todo teniendo en cuenta todo lo que vende Mercadona, donde el precio importa mucho más que la calidad. También es cierto que hay que dosificarla con cuidado porque el  menor exceso ya satura mucho el gusto. Igualmente hay que elegir con qué la comemos porque no es sencillo elegir el maridaje; acompaña muy bien a unas sardinillas pero probablemente no sea conveniente para el bonito.

La gama completa de productos la podemos ver en este enlace.

En cuanto a calidad y variedad, no hay rival posible, me temo. 

No hay comentarios: