sábado, 9 de noviembre de 2019

CREMA DE QUESO DE OVEJA "LOS PAYUELOS"

No, no hay cuatro tipos diferentes. Es el mismo envase todo el tiempo pero así abulta más, porque se trata de un tarro pequeño. 

Normalmente en este blog no publico sobre productos con excesivas pretensiones gourmet y precios disuasorios o de complicada adquisición. En este caso nos vamos a un artículo fácil de conseguir en los supermercados La Plaza del grupo DIA, que se caracterizan por contar con una selección de productos premium a precios muy contenidos, ya que compran en grandes cantidades y así se consiguen alimentos de alta gama por un poco más que los de categoría media. Mercadona en eso ni se aproxima ni se le espera. Basta con echar una ojeada a la sección "Delicius" para encontrar cosas que no hay ni en la tienda gourmet del Corte Inglés. 

Estamos ante una crema de queso de oveja que compré por probar, ya que me gustó el aspecto del envase y el color del producto promete. Pensaba que podría ser algo más tosca pero convence desde el primer bocado, con una textura untuosa pero no pastosa, fácil de esparcir. La crema la hacen a partir del queso llamado "pata de mulo" y la elaboran en la provincia de León, cerca de Mansilla de las Mulas. La empresa parece tener web pero abandonada completamente y un Facebook en el que no cuentan nada interesante, toda una pena en estos tiempos que corren.

En cuanto a la degustación, es de lo más convincente porque no satura las papilas ni hay un exceso de grasa. El sabor es muy refinado y permite repetir sin anular completamente el de otros alimentos que consumamos después. El que espere la potencia del queso del que deriva, se encontrará con una versión ligeramente rebajada y certeramente diseñada. Es ideal en una comida informal o como complemento a una tabla de embutidos. De momento hay muy pocas cremas parecidas y me temo que ninguna es superior a ésta.

En el envase casi hay que buscar con lupa el nombre del productor. Podemos incluirla en una cesta de navidad y curiosamente marida bien con vinos blancos y espumosos.

Probablemente esté disponible en otros supermercados pero ignoro en cuáles. Producto altamente recomendado para amantes del queso en busca de nuevas sensaciones. Con una pizca de trufa ya sería la bomba.

miércoles, 30 de octubre de 2019

MAYONESA DE TRUFA HELLMANS. PRODUCTO MUY CURRADO.

En mi infancia había mayonesa Musa y poco más. Ahora sigue existiendo pero la encuentro excesivamente fuerte. En su momento me pasé a la Kraft, que era mucho más suave y ahora me sabe a poca cosa. Llegué a Hellmans en busca del equilibrio y lo encontré

Después de todo, la mayonesa no es un producto caro y parece obvio que no compensa comprar marcas blancas o específicas de cada supermercado. No te vas a arruinar comprando mayonesa.

La que aparece en la foto no sale tan bien de precio. Trae menos cantidad y cuesta un poco más, pero el sabor compensa de largo. La promesa es de sabor a trufa y se cumple, aunque uno de los ingredientes es la mostaza de Dijon, mientras que no aparece por ningún lado el porcentaje de trufa. No me importa, pues sabe a mayonesa trufada. Nadie te quita la posibilidad de rallar trufa sobre la mayonesa pero este producto te ahorra el trabajo. Viene en un tarro con tapa de cierre de varias vueltas, con lo que luego lo puedes usar para guardar frutos secos, flor de sal o lo que se te ocurra. 

De momento en mi casa ha triunfado sobre unas rabas de calamar. Ya sé que si los calamares son buenos no hacen falta salsas, pero estos eran congelados y no de esos que te sirven en los mejores bares de Cantabria.

El sabor a trufa no es tan intenso como para que parezca salsa de trufa sino que efectivamente hay un fondo de mayonesa con puntitos de trufa muy bien ligados.

Podemos aprovechar para disfrutarla porque probablemente no sea un producto que se vaya a quedar mucho tiempo en el mercado y luego igual la echamos de menos. Más bien parece un experimento a ver cómo reacciona el público, ya que han sacado otras mayonesas especiales y la situación económica no está como para virguerías, sobre todo teniendo en cuenta todo lo que vende Mercadona, donde el precio importa mucho más que la calidad. También es cierto que hay que dosificarla con cuidado porque el  menor exceso ya satura mucho el gusto. Igualmente hay que elegir con qué la comemos porque no es sencillo elegir el maridaje; acompaña muy bien a unas sardinillas pero probablemente no sea conveniente para el bonito.

La gama completa de productos la podemos ver en este enlace.

En cuanto a calidad y variedad, no hay rival posible, me temo. 

sábado, 12 de octubre de 2019

LICOR DE NARANJA TRIPLE SEC EN ALDI. PRODUCTO ESPAÑOL.

Si te gustan los vinos de postre, o más bien los licores para servir con el postre, aquí tenemos un producto español hecho en Montilla, provincia de Córdoba. 

La localidad ya es famosa por sus bodegas y por lo visto el elaborador del producto es Bodegas Cruz Conde, que por cierto no lo exhibe en su web propia y parece ofrecerlo exclusivamente a través de supermercados como Aldi o El Jamón.

Obviamente si el producto sale en este blog es porque me ha parecido interesante para los lectores, ya que el precio es inferior a los diez euros y la calidad va muy por encima de lo esperado. Es un licor elaborado con piel de naranjas y que tiene cuarenta grados nada menos. Uno esperaría algo que casi rascara la garganta pero se encuentra con terciopelo en la boca. Acompaña muy bien los postres sin llegar a empachar. Evidentemente, el sabor a naranja no es pronunciado pero si perceptible. 

Eso sí, la botella de la foto sale muy mona pero en la mía la pegatina de la etiqueta está torcida y colocada con mala gana. Menos mal que la degustación ha pasado la prueba con nota muy alta. Si el lector es aficionado al Cointreau, probablemente considere al producto español más que aceptable, por un coste prácticamente de un tercio o la mitad del licor famoso.

Para elaboración de cócteles y postres puede ser todo un puntazo.

Supongo que pasarán meses antes de que vuelva a comprar otra botella, ya que me gusta alternar diferentes licores con el postre y el café, pero seguro que se hará un hueco fijo en mi botellero.