Ir al contenido principal

Tiempo de turrón en porciones individuales.


El turrón no parece un producto español. Tiene una forma regular y es fácilmente apilable y almacenable. Tarda muchísimo en caducar y aporta una cantidad de energía bestial. El turrón parece un producto alemán, con tanta perfección. Y lo curioso es que parece relegado a las navidades cuando puede degustarse todo el año. Llega el tiempo del turrón y los supermercados se ven invadidos con nuevas especialidades. Ya nada es como antes. Antigüamente había del duro y del blando. Luego llegaron el de yema y el de chocolate. Ahora se pueden encontrar infinitas variedades para todos los gustos, que si chocolate con guindas al licor o crema catalana. Sólo falta el de chirimoya con ajonjolí y tropiezos de Boletus, que todo llegará.

Pero no escribo para filosofar sino para ofrecer algo de información práctica basada en la experiencia. Me he pasado definitivamente al turrón en porciones individuales. Puede que salga un pelín más caro pero aporta infinitas ventajas. Acabar una tableta convencional en una vivienda donde reside una pareja lleva cierto tiempo y cuando hay invitados siempre abundan ciertos turrones mientras que escasean otros. Todos conocemos la bandeja de los turrones abandonados que nos ofrecen en las visitas a otros domicilios, compuesta de todos los trozos que nadie se ha querido comer. Curiosamente el producto aguanta semanas sin síntomas de deterioro y a veces acaba en la basura por aburrimiento.

Con las monodosis o raciones pequeñas hay mucha más higiene y siempre se consume lo que hace falta, mientras que el resto permanece disponible para cualquier momento. Nada se desperdicia y encima no nos pringamos nada con la grasa. En general el turrón no es un producto caro y con las monodosis sobrantes nos podemos aprovisionar para ir de excursión, para la merienda de los niños, para tener en una bandeja de cortesía, etc. Además siempre sabes cuánto estás comiendo.

En los hipermercados hay una variedad terrible. He probado últimamente los turrones de Lidl con este formato y me han encantado. La misma recomendación vale para el resto de productos navideños, como mazapanes, empiñonadas, etc.
Las fotos que ilustran el artículo pertenecen a un par de marcas con glamour, aunque el consumidor tiene mucho donde elegir en una amplia horquilla de precios. Hágame caso, no será más ecológico pero es lo más práctico.

Entradas populares de este blog

BOFROST. LOS CONGELADOS QUE PARECEN CAROS Y SALEN MUY BIEN DE PRECIO.

Ojo porque esto no es un publirreportaje aunque lo parezca. Los de Bofrost no me dan nada a cambio de hablar bien de ellos.

El caso es que ya conocía la empresa desde hace años porque una vecina les compraba muchísimo, ya que no podía ir a la compra y prefería que se lo sirvieran todo a domicilio. La tal vecina no tenía problemas económicos y yo prefería comprar más barato en supermercados convencionales.

Lo que ocurrió fue que me mudé a una vivienda unifamiliar y desde entonces me animé a probar los productos congelados de Bofrost, siempre más caros que otros similares que se hallan en la gran distribución comercial. No me parecía convincente la ventaja del servicio a domicilio porque utilizaba bolsas isotérmicas para el transporte. Tras un primer pedido fui cambiando de idea. El incremento de precio redundaba en una calidad muy superior y aunque el aumento de gasto era aritmético, el incremento de calidad resultaba geométrico o exponencial, si se me permite el juego de palabras matemá…

PAN DE CARRAL. UN GRAN PAN GALLEGO LLEGA A MERCADONA.

Puede dar la impresión de que este blog publicita productos pero en realidad solo publico artículos sobre las cosas que me han gustado y creo que pueden interesar a los aficionados a los buenos sabores. De hecho casi siempre informo a los productores de que he escrito un texto sobre sus productos y nadie contesta nunca, ni siquiera dan las gracias por hacerles la publicidad gratuita. Todo sea por los lectores y nada por los fabricantes. Por supuesto que Mercadona no necesita publicidad y nunca mejor dicho porque su inversión en anuncios es cero. Lo que les sobra son clientes. Ahora bien, tanto insistir con los precios bajos que en general lo de la calidad les queda un poco lejos en muchos artículos. Digamos que ofrecen precios competitivos y dentro de ellos intentan conseguir la mayor calidad posible, pero en ciertas secciones se quedan muy cortos.

Menos mal que alguien ha tenido la brillante idea de vender un pan gourmet de alta calidad en Mercadona. Es gallego, como no podía ser de o…

YA TENGO LA CAFETERA DELTA Q, COMPRADA EN PUBLIPUNTO. Y NO ES PUBLICIDAD.

A las empresas les encantan los intermediarios y lo normal sería que Cafés Delta vendiera directamente esta cafetera en su página web. El caso es que  la web oficial tiene algo escondida la tienda online y sí te venden cafeteras pero más caras y sin el lote de regalo que obtienes comprando en Publipunto.com

Teniendo en cuenta que el precio de oferta es bueno y encima te hacen un descuento, por unos 65 euros te llevas la cafetera y un lote de 150 cápsulas, valoradas en 45 euros a precio de mercado, con lo que realmente pagas 20 euros por una cafetera de gama alta. Eso sí, quedas enganchado a Delta y a sus cápsulas, aunque hay alternativas pirata más o menos decentes.

La Delta Q es una de las favoritas en Portugal, por delante de Nespresso. Puedes comprar las cápsulas en supermercados portugueses y también en muchos españoles, aunque la tienda online funciona de lujo y los pedidos llegan a toda leche. El hecho de que Delta arrase en Portugal se debe a que los cafés salen más calientes y c…