domingo, 19 de noviembre de 2017

QUESO GEO DE LAZANA. MODERNIDAD DESDE ASTURIAS.

Como buen asturiano creo que ya me he zampado mi propio peso en quesos de la región. No llevo la cuenta pero he probado muchos quesos de todo el continente y siempre espero alguna novedad sorprendente. 

Por supuesto que confío en los quesos tradicionales de mi zona. Sin salir de ella tengo el Cabrales y el Gamoneu, pero a uno le gusta experimentar y poblar su mesa con lo mejorcito del panorama nacional. 
Pues bien, ahora ya tenemos un queso muy diferente a todo lo que se ha elaborado hasta ahora en Asturias. Se trata de los quesos de la empresa Lazana, elaborados con leche pasteurizada (Geo) o cruda (Universal). 

Si conocemos los franceses Reblochon y Chaumes o bien el italiano Taleggio, tendremos un punto de referencia para comprender el sabor y la textura del queso de Lazana. 

Nos hallamos ante un queso de pasta blanda, que no suele ser del gusto mayoritario de los españoles y que curiosamente escasea en los escaparates de las tiendas de quesos de Asturias. Este queso tiene corteza lavada comestible aunque obviamente se puede apartar si nos apetece. El sabor es avellanado pero sin parecerse al Appenzeller. Ya que he hecho comparaciones previas, es mucho más equilibrado y menos salado que el Taleggio, al que no intenta parecerse pero con el que mantiene un ligero parentesco. Si comparamos con el Reblochon, el sabor es más intenso.

Lo curioso es que Lazana produce sus quesos artesanos en el centro de la provincia, en el municipio de Las Regueras, zona con poca tradición quesera. Por esta zona lo que sobran son vacas y buena leche.

El producto es totalmente diferente a todo lo probado hasta ahora en el panorama nacional y la calidad resulta sorprendente. El sabor es muy adictivo y el queso es untable. Hay que consumirlo pronto, antes de que su sabor se refuerce y quede más salado y agresivo.

El precio va en consonancia con la calidad y supera los 20 euros aunque no llega a los 30. En Asturias lo podemos encontrar en Coalla Gourmet de Gijón o en las carnicerías Aramburu de Ribadesella, Llanes y Oviedo. Lo podremos adquirir online sin esfuerzo. En la propia web de la empresa nos ofrecen un queso de 900 gramos y tres de 300 gramos al precio de 50 euros con transporte incluídos, lo que es una buena oferta. 

Naturalmente que nos hallamos ante un queso para amantes del refinamiento y probablemente no guste a consumidores esporádicos o poco iniciados. Es un queso muy afrancesado y destinado a clientes muy rodados.

Más información en http://www.quesoslazana.com

No hay comentarios: