jueves, 24 de diciembre de 2015

ROQUEFORT VERNIÈRES.UN GRAN QUESO AZUL EN EL LIDL.

Reconozco que mi debilidad por los quesos hace que este blog tenga muchos artículos sobre ellos. Particularmente me gustan los azules y curiosamente tenía muy mala imagen del Roquefort, más que nada porque lo que se comercializaba en España hace unos años era bastante flojo y realmente no tenía nada que ver con el auténtico queso de oveja curado en cuevas del sur de Francia. 

Me llamó la atención que este queso se vendiera en formato "quesito", ideal para comer en pequeñas dosis, por lo que me lo llevé a casa sin mucha ilusión, más que nada por probar. El resultado fue sorprendente, porque me encantó la cremosidad del queso, completamente untable y muy suave en la degustación, sin exceso de sal y con un punto de sabor excelente, todo ello a precios de bajo coste y sin la etiqueta "De luxe" que pone Lidl a sus alimentos más prestigiosos.

Precisamente la posibilidad de comprar el queso en cuñas pequeñas embaladas individualmente es lo que hace que cada nueva degustación sea provechosa porque el queso no se seca en la nevera y no pierde su característica textura ni se deteriora.

Evidentemente la calidad no está reñida con un proceso industrial de elaboración, que es lo que garantiza unos estándares de calidad. Lo artesano no se puede controlar muy bien cuando las cantidades elaboradas son elevadas.

Así pués, recomiendo el Roquefort Verniéres como digno participante en una buena tabla de quesos, precediendo a un buen Cabrales y como continuación de un Gamonéu del puerto.

No hay comentarios: