domingo, 15 de noviembre de 2015

FOCACCIA DELLA NONNA. SOLO EN LIDL.

Uno de los motivos por los que uno puede comer muy bien en casa en lugar de en un restaurante es que se puede elegir el pan que le apetezca como acompañamiento de la comida. 

Si usted es de esas personas a las que les sirve cualquier pan para comer, mejor que deje de leer inmediatamente este artículo, porque este blog busca la novedad, la diferencia y sobre todo la calidad a precio asequible.

Dentro de la muy apetecible oferta de productos gastronómicos con la que nos agracia Lidl de vez en cuando, voy a destacar este curioso y delicioso pan que viene congelado y hay que hornear durante unos minutos para degustarlo. Inicialmente parece tratarse de una pizza viuda, pero eso es solo la apariencia, porque la masa es diferente y lo que obtendremos es un pan en formato circular, listo para ser cortado en pequeñas porciones, aunque también podemos meter la focaccia con acompañamiento en el horno, de tal modo que el resultado sea similar al de una pizza. La textura de la focaccia es crujiente por fuera y blanda por dentro.

Por un par de euros te llevas a casa una pareja de focaccias que puedes usar en los próximos días. Hay que tener en cuenta que el producto se descongela a toda leche aunque los lleves en bolsa isotérmica, por lo que si no vives justo al lado de un Lidl, mejor la horneas de inmediato.

Personalmente me gusta usarla directamente como pan, aunque no tiene el grosor de las que se venden en Italia. La presento en triángulos aunque también pueden hacerse cuadraditos. Si optamos por usarla como base, podemos pasar de colocar encima la típica mozzarella y los champiñones, prefiriendo una provoletta en lonchas, unas setas y un poquito de foie en virutas añadido en el momento de servir. Hay muchos otros productos italianos en Lidl pero los de más calidad se venden varias veces al año y no siempre hay existencias.