domingo, 13 de septiembre de 2015

DESPUÉS DE LOS BIMBO THINS LLEGAN LOS BIMBO FLATS.

Ya aviso de que la imagen no se corresponde exactamente con el producto original, pero la web de Bimbo no proporciona buenas fotos y no encuentro el cable para conectar la cámara con el ordenador.  No obstante, el resultado es muy similar.

Si eres de esas personas a las que no les importa para nada el pan, pues mejor lo dejas e inviertes el tiempo en otra cosa. En Saboralia tenemos (tengo) pasión por el pan en todas sus formas y texturas. No estamos hablando del panes para acompañar una comida en toda regla pero sí un picoteo variado. Ya he probado en ocasiones los llamados "thins" de Bimbo, redondos y planos; ahora les toca el turno a los flats, cuadrados y también planos, ideales para calentar en tostadora o sandwichera e incluso para comer tal cual, aunque el sabor mejora con el calor.

El paquete de flats viene con ocho unidades ya precortadas a la mitad, de modo que sólo tenemos que colocar el relleno. La forma no es nada adecuada para meter dentro nada que pueda salirse por los lados, ya que no hay miga que pueda absorber la mayonesa, por ejemplo.

El formato permite colocar lonchas de queso y embutidos frescos o curados que ya vengan cortadas en formas con esquinas. Las combinaciones son infinitas y se pueden lograr resultados muy interesantes. Podemos comer el bocadillo entero o servirlo en trozos para compartir. He probado con cecina y queso ahumado aunque pienso experimentar con lacón y queso de cabra.

El producto final tiene una consistencia muy distinta a la de un sandwich tradicional, ya que les gustará más a quienes prefieren la corteza y no disfrutan tanto con la miga. Si utilizamos sandwichera, el queso se queda atrapado y mantiene el calor fácilmente, sin necesidad de usar mantequilla para el calentamiento. En tostadora recomiendo no separar las mitades a no ser que lo queramos muy tostado. No es un pan para rellenar con tortilla y lo de dentro debe ser siempre extraplano.

La fórmula es novedosa y atractiva para los niños, gente con problemas en la dentadura o simplemente gourmets ávidos de nuevas combinaciones y sabores. Ya los he probado con foie y dan la talla sin problemas.

Ya los tenemos disponibles en los supermercados, junto al pan pita o el naan, que van ganando un hueco en el mercado.

No hay comentarios: