miércoles, 17 de junio de 2015

DELICIAS DE LA HUERTA GANCEDO. POR FIN UN APERITIVO DIFERENTE.

Pues sí, ya era hora de que los productores de snacks ofrecieran a los consumidores un producto con toque gourmet y contenido diferente. 

La inmensa mayoría de las patatas fritas de bolsa vienen tan atiborradas de sal que acaba ofendiendo y por muchas variedades que probemos, saturan enseguida.

Ojo porque no hablamos de patatas fritas, ya que lo que viene en la bolsa es un curioso mix de remolacha, zanahoria y boniato, cargado de vitaminas. Son vegetales que no suelen consumirse muy  a menudo en la alimentación convencional.

Como este no es un blog de nutrición sino de gastronomía, lo que nos interesa es el sabor y cabe mencionar que han dado en el clavo con el producto. La primera vez que se consume resulta desconcertante porque parece que estamos comiendo patatas fritas de colores y el gusto no es el mismo, sino mucho más suave. Lo mejor es que cada bocado resulta diferente y se nota claramente el uso de aceite de oliva de alta calidad.

Lo menos mejor del producto es que no resulta nada sencillo de encontrar en el mercado. No entiendo que no se haya popularizado más.  Los amantes de la sal se sentirán decepcionados y el contenido de la bolsa les resultará algo soso, lo cual tampoco es un inconveniente porque permite maridar excelentemente con la cerveza, por ejemplo.

Probablemente no nos hallamos ante un producto para grandes mayorías pero sí para minorías selectas que quieran sorprender a sus invitados con algo distinto y que probablemente desconozcan. El contenido no estropea la dieta y encima es un buen aporte vitamínico con toque sabroso.

Por primera vez me gustaría que hicieran envases de tamaño familiar...

lunes, 8 de junio de 2015

DELICIAS GOURMET LOW COST DE SUPERMERCADO. QUESO ALEMÁN EN LONCHAS.

Aldi es una cadena de supermercados alemana al más puro estilo Lidl pero con menos surtido. En España ha comunidades autónomas que no tienen ni uno y yo tengo que ir al de Torrelavega ya que en Asturias no hay. 

Al igual que Lidl destaca por una interesante selección de vinos a buen precio, Aldi cuenta con una selección de productos "bio", lo que aquí llamamos "ecológicos".

Personalmente paso de etiquetas como "orgánico" de esas que están de moda. Lo que me interesa el el sabor.

Degustar el queso en lonchas es una excelente idea pero no todos los quesos son loncheables, tal como ocurre como con el Cabrales, el Gamoneu o el Torta del Casar. Un ahumado de Vidiago cortado en lonchas finitas es toda una delicia y se saborea mucho mejor. Lo malo es que en las estanterías de los supermercados se repiten eternamente los clásicos tipo Havarti, Edam, mozzarella, etc, que van bien para un sandwich pero nada más. 

De los tres que salen en la foto el que más me gusta es el ahumado pero los demás no desmerecen en absoluto. Lo curioso es que no tienen lactosa, de lo cual no me había dado cuenta. 

En cuanto a la degustación, nos hallamos ante un queso muy adictivo, con ligero regusto a avellana. La textura es blanda pero cremosa y se puede comer solo acompañado de un vinillo. Para el sandwich ya se merece un acompañamiento de buen embutido, como un salami de calidad.

Lo mejor de todo es que sale muy barato y en la mesa arrasa cuando hay invitados. Eso sí, soy muy purista y lo sirvo antes de los postres o en su lugar, nunca como entrante. El resultado es un queso industrial de calidad premium por poco más de dos euros.

Espero que esta recomendación no redunde en al agotamiento del queso en las estanterías y que luego me tenga que quedar sin él.

viernes, 5 de junio de 2015

YA HAY CÁPSULAS COMPATIBLES PARA LA DOLCE GUSTO, PERO ¿COMPENSAN?

Pues sí, ya se pueden comprar cápsulas compatibles para la cafetera Dolce Gusto de Nestlé. Por supuesto que son más baratas aunque no tanto. La pregunta del millón es si la diferencia de precio se ve reflejada en la merma de calidad. 

Hace unas semanas encontré en Media Markt unas cápsulas compatibles que se vendían bajo la marca "Mepiachi" a un precio ligeramente inferior a los cuatro euros. Como las Dolce Gusto de verdad se aproximan peligrosamente a los cinco euros la caja de dieciséis unidades, un ahorro de un euro cada caja no parecía mala cosa, así que me llevé dos cajas, una de expreso y otra de descafeinado.

Tengo que reconocer que la marca "Mepiachi" me sonó fatal, más que nada porque en italiano la expresión "me gusta" se escribe como "mi piace" y se pronuncia "mi piache". Al escribir "Me piachi" se debería pronunciar "me piaqui", lo que no tiene ningún sentido ni gracia. Sería como si los ingleses crearan el "alyoly"o incluso peor.

Por lo visto las cápsulas que estoy comentando las produce la empresa asturiana Oquendo y hay otras variedades que todavía no he visto en tiendas pero sí en su página web y a un precio superior al que yo pagué en Media Markt, casi tan alto como las Dolce Gusto cuando están de oferta.

Ya sé que me estoy enrollando un poco pero quiero ser ameno y no limitarme a comentar que la degustación me ha defraudado. Hay que tener en cuenta que el descafeinado de Dolce Gusto es excepcional y no sabe a descafeinado, pues parece que estás tomando un solo bien cargadito. El descafeinado "pirata" o de imitación tiene un lejano sabor a café y sale muy desbravado. Con el expreso, más de lo mismo. El expreso de Dolce Gusto tiene variedades a elegir y la prueba de sabor la pasa con muy buena nota. El expreso Mepiachi sale muy amargo y el posgusto decepciona. En definitiva, no me compensa ahorrar un euro cada caja para que luego la experiencia del café sea tan floja. 

Me gustaría opinar sobre otras opciones para distintas máquinas pero en general considero que el ahorro no vale la pena a no ser que nos conformemos con sucedáneos.

Hay que tener en cuenta que las grandes marcas invierten en un producto premium, con cafeteras y cápsulas diseñadas especialmente, mientras que marcas menores se limitan a aprovecharse del éxito ajeno.

Lo curioso es que Oquendo tiene una gama de cafés de alto nivel pero solo para el canal de hostelería y en ciertos restaurantes tienes la opción de tomarte uno de sus cafés especiales como alternativa al corriente y moliente.

Me comprometo a probar otras cápsulas válidas para Dolce Gusto y publicar la opinión. De momento me quedo con las originales.