sábado, 26 de febrero de 2011

CASA BARTOMEUS. LA TIENDA DE FRUTA.

Comprar fruta en el supermercado está al alcance de todo el mundo pero no siempre encontramos la variedad que queremos y tampoco la calidad que nos apetece. Ahora hay una muy buena opción en internet para comprar fruta y que nos la lleven directamente a casa, escogiendo entre una enorme selección de productos. La tienda de fruta, es decir, Casa Bartomeus, nos ofrece 65 tipos de frutas, gran parte de ellas tropicales y no siempre fáciles de conseguir por ahí.

La empresa está radicada en Cataluña y ofrece gastos de envío gratuitos para la comarca del Bages. Las tarifas son diferentes si los pedidos se efectúan desde la provincia de Barcelona, el resto de la comunidad autónoma o bien otras regiones de la península. Lichis, lulos, maracuyás, tamarindos, ñames y muchos más frutos están disponibles. Se venden algunos productos por unidades y otros por kilos, en función de la variedad elegida. La tienda de fruta vende cosas tan especiales como los tamarillos o los papayones, exóticos y vitamínicos donde los haya. También encontraremos frutas deshidratadas y frutos secos de larga conservación.

El principal inconveniente de la web es que obliga a registrarse para hacer un pedido en lugar de permitir la compra directa con los datos personales que se podrían guardar para otra ocasión. Normalmente el cliente evita registrarse cuando sólo quiere ver a cuánto ascenderían los gastos de envío del pedido, que en el caso de la fruta no son precisamente bajos. Los precios de la tienda son muy razonables y por lo visto está garantizada la calidad.

Más información en http://www.tiendadefruta.es/

domingo, 13 de febrero de 2011

ZUMO DE NARANJA NATURAL RECIÉN EXPRIMIDO EN EL DESAYUNO

Mucho se ha escrito sobre los zumos en los desayunos de los hoteles. Los científicos de todo el mundo siguen buscando rastros de naranja en los zumos de naranja de la gran mayoría de los hoteles de cuatro estrellas.

Mientras tanto, un humilde hotel de una estrella ubicado en Cangas de Morrazo, provincia de Pontevedra, se permite el lujo de ofrecer un zumo natural que además no se sirve en jarra sino que se exprime y se pone en mesa ipso facto. De la naranja a la garganta en un momento.

Para rizar el rizo complementan el desayuno con un excelente pan recién tostado que también te ponen en el plato sin que tengas que hacerlo tú mismo. Ojo porque normalmente es el cliente quien se encarga de ello en la mayor parte de sitios.

El hotel en cuestión es el http://www.hotel-playa.com/ y merece la pena pernoctar en él para saber lo que es la auténtica hospitalidad gallega. No hablaré del alojamiento porque en este blog tratamos de sabores principalmente. Por cierto que el desayuno incluye croissant, mantequilla, mermelada, bizcochos y madalenas al precio de 2 euros con 80 céntimos. Probablemente nos encontremos ante la mejor relación calidad-precio de todo el territorio nacional.

Es posible que otros hoteles tengan más variedad e incluso más calidad pero no tan buen servicio y menos a ese precio. Son las ventajas de la atención individualizada que caracterizan al turismo rural pero en un hotel de playa metido casi en la arena. Eso sí, el desayuno es dulce y no hay nada salado, pero eso no me incomoda.

sábado, 5 de febrero de 2011

DELICATESSEN DE ETIQUETA NEGRA EN HIPERMERCADOS

Los hipermercados compiten exitosamente en todos los terrenos. No hace falta ir a tiendas gourmet o delicatessen cuando se pueden comprar excelentes productos de etiqueta negra en las grandes superficies. Estos productos son la antítesis de las marcas blancas en cuanto a posicionamiento. No se trata de ofrecer el mejor precio a costa de bajar un poco la calidad sino de vender lo mejor de los mejor a precios democráticos y aceptables, a costa de comprar en cantidad y seleccionar muy bien a los proveedores. Un buen ejemplo son los productos Seleqtia de Eroski, granados y selectos como ellos solos. No hay una gran variedad pero a cambio lo que se ofrece tiene una relación calidad-precio óptima. Generalmente el mismo producto también se vende con su marca original y es fácil detectarlos en el mismo establecimiento.

Los productos De Nuestra Tierra de Carrefour incluyen una selección de alimentos que generalmente cuentan con denominación de origen o indicaciones geográficas protegidas. Lo mismo te encuentras garbanzos de Fuentesauco o arroz de Calasparra que compango para fabada asturiana. No son baratos pero compensan si lo que queremos es calidad.

Finalmente Lidl cuenta con su gama Deluxe, en la que se incluyen salsas, chocolates, hígado de pato e incluso quesos. Eso sí, mientras el surtido de Eroski y Carrefour es el mismo todo el año, en Lidl es muy difícil que un producto dure más de dos semanas en los estantes, por lo que si es bueno hay que hacer acopio, ya que no lo volveremos a encontrar fácilmente. Los productos Deluxe son excepcionales y el precio nunca es alto.

Con estas opciones no parecen competitivos los precios de la tienda gourmet de El Corte Inglés, aunque el surtido sea siempre mayor y haya productos tope de gama nada sencillos de encontrar. Lo que hacen Eroski, Carrefour y Lidl es democratizar el lujo de modo sorprendente, haciendo que los consumidores puedan darse un gustazo sin arruinarse, sólo pagando un poco más. El puding de cabracho del Eroski lleva mucho cabracho y eso no es tan sencillo. Los pimientos de Carracedelo de Carrefour marcan la diferencia en un plato. Los productos Deluxe de Lidl aportan siempre un toque de diferencia en la mesa, ya que proceden de distintos paises europeos, mientras que en Carrefour y Eroski son fundamentalmente españoles. De momento no encontraremos nada así en Mercadona.

De momento en España no tenemos tanta obsesión con los productos "bio", como los franceses. En Inglaterra los llamados "orgánicos" tienen una importante cuota de mercado. Aquí hay cierta afición a lo ecológico pero los precios echan un poco para atrás.

Si los lectores detectan más productos de alta calidad en hipermercados y supermercados se agradecerán los comentarios al respecto. Por mi parte recomendo el consumo de esas gamas de alimentos a los que se lo puedan permitir.

martes, 1 de febrero de 2011

RESTAURANTE FONTE DAS DONAS. HOTEL BIENESTAR TALASSO MOAÑA. PONTEVEDRA

Una buena manera de evaluar un restaurante es empezar probando su menú diario. Si el restaurante es incapaz de preparar un buen menú a precio razonable, mejor no probar con la carta. En este caso el establecimiento pasa el test sobradamente. El restaurante Fonte das Donas se halla en el hotel Bienestar Talasso de Moaña, en la provincia de Pontevedra, justo frente a la ría de Vigo. Si el hotel da la talla sobradamente y tiene una alta calidad, el restaurante no le va a la zaga. En Galicia pervive la cultura de la buena cocina de hotel y nos hallamos ante una buena muestra. Lamento no disponer de fotos de los platos pero procuraré ilustrar a los lectores. Este restaurante ofrece menú diario a mediodía de lunes a viernes y los clientes alojados pueden también tomarlo a la cena, por el módico precio de doce euros, lo cual es una oferta muy tentadora, sobre todo porque no tienes que salir a la calle.

El comedor es muy cuco y acogedor, con aires de modernidad. Todo un lujo para un menú muy asequible que se revela convincente. Comenzamos con unas alubias con berberechos, un guiso marinero similar a las "fabes con almejes" de Asturias. El plato está logradísimo y nada pesado, ni siquiera para una cena. Ni rastro de potenciadores de sabor ni trucos añadidos; la clave está en los ingredientes. Pasamos a un arroz con mariscos que se sirve en una paella y con generosidad en los componentes marineros, con zamburiñas, navajas, mejillones, gambas, etc. Al igual que el el plato anterior todo el sabor viene del propio marisco y no hay que hacer magia para consolidar un arroz marinero delicioso. Finalizamos con un postre a base de mousse de queso con frutos rojos, ligero y nada empalagoso. La comida viene acompañada con un Ribeiro tan afrutado que parece casi como una sidra de nueva expresión. El servicio es atento, como corresponde a un comedor de hotel. Todo ello por doce euros y con la comodidad de beber sin medida. No sólo no es necesario coger el coche sino que vas directamente desde la habitación al comedor.

Esa noche había otro menú  más lujurioso al atractivo de 23 euros por persona, incluyendo salpicón de mariscos y arroz meloso con más frutos de mar todavía, con el inestimable acompañamiento de un Albariño. Una oferta imbatible en estos tiempos que corren, en un local con copas chulas, vajilla y cubertería a la última y ambiente relajado. Queda para otra vez. También echamos una ojeada a la carta y andaba muy equilibrada de precios. No se trata de cocina experimental ni creativa sino gallega de toda la vida con un toque de actualización y algunos guiños a la modernidad en ciertos platos.

Por cierto que la cafetería del hotel tiene precios muy buenos y por las tardes te ponen caña con tapa por un euro. Una ventaja competitiva interesante es que el servicio de habitaciones incluye platos de verdad y puedes cenar en tu propio dormitorio a precios sorprendentes. El minibar, también barato.

Toda la información detallada en la web oficial del hotel. Hacen un 10% de descuento a sus fans de Facebook.

El Fonte das Donas es un sitio donde ir incluso si no estamo alojados en el hotel. El alojamiento es de lo mejorcito de Galicia y además podemos hacer una excursión en barco a Vigo desde el puerto de Moaña, con servicio frecuente de línea regular. Yo por lo menos repetiré experiencia.