miércoles, 21 de julio de 2010

¿TIENE SENTIDO PEDIR ALIMENTOS NO COCINADOS EN UN RESTAURANTE?



Naturalmente que cada uno con su dinero hace lo que le da la gana. Faltaría más. Ahora bien, no le veo mucho sentido a consumir jamón y queso en un restaurante, más que nada porque se trata de productos no cocinados y al hostelero le basta símplemente servirlos en el plato. Mi teoría es que voy al restaurante para comer lo que no puedo encontrar en otros sitios y para comer jamón y queso puedo ir directamente a cualquier tienda, eligiendo entre una amplia variedad.

Sí encuentro justificación a las tablas de quesos de una determinada región porque permiten degustarlos en pequeñas porciones y conocer el producto mejor antes de comprar. Ya no veo tanta gracia a las tablas de embutidos en las que no siempre conocemos el peso y lo que estamos pagando por kilo. Lo mismo me pasa con los espárragos, el típico alimento que no lleva manipulación.

Agradeceré las impresiones de los lectores al respecto.