miércoles, 22 de diciembre de 2010

Reinterpretando el sandwich de toda la vida.


En esta vida no todo van a ser ostras y foie. De vez en cuando apetece un sencillo sandwich de jamón y queso, pero no hay motivo para que siempre deba ser clónico. Hasta en esto se puede innovar y con bajo coste.

Para empezar pasaremos de la famosa sandwichera, que es un artilugio de complicada limpieza y donde siempre queda algo de grasa. Un sandwich chulo y molón se puede hacer en el horno. Lo ideal es precalentar el horno unos minutos y no utilizar ninguna bandeja en especial, sino símplemente papel de aluminio. El que quiera puede usar una fuente de pirex, que luego tendrá que limpiar, mientras que el papel tipo Albal se tira y ya está.

Huiremos de la forma cuadrada de siempre. Lo mejor es comprar uno de esos panes tipo hogaza castellana que ya vienen loncheados y encima son de larga conservación. Conseguiremos una forma ovalada que tiene muchísima más gracia.

La clave está en el tipo de queso y en el embutido. No seremos tan cutres como para comprar cualquier cosa etiquetada como "sandwich". Hoy en día se consiguen quesos loncheados tan variados que se puede convertir el sandwich en un plato casi de gourmets. Tenemos desde Emmental hasta Fol Epi pasando por Cheddar, Manchego, de cabra, ahumado de Pría, etc. Hay que incluir dos quesos distintos en el sandwich. Lo mismo es aplicable al jamón cocido, tradicionalmente conocido como de York. Qué menos que dar un papel al salami o a la mortadela y combinarlo con lonchas de pollo o pavo. Lo ideal es que haya también dos tipos en cada sandwich.

Primero embadurnaremos una cara de la loncha de pan con mantequilla, preferentemente salada. Luego colocaremos una primera capa de queso, una primera de embutido y después repetiremos el proceso variando el tipo de producto. Sobre la loncha de pan que corona el plato podemos echar queso del que se vende para pizza, que se fundirá derramándose ligeramente. Otra opción es poner mantequilla, pero teniendo en cuenta que al servir el sandwich lo coronaremos con una generosa capa de Philadelphia. Lo fresco con lo caliente armoniza de cine.

Si queremos dar un toque maestro se puede sustituir la mantequilla por aceite de oliva.
La incorporación de un tercer piso al sandwich es un golpe de efecto y se logra un bocado de gran tamaño, pero hay que tener en cuenta que los quesos del centro ya no se funden tan bien.

Un añadido extra pueden ser los pimientos, que previamente pueden pasarse por la sartén. Se añaden encima del todo o en el medio, a elegir.

El sandwich pasa ahora a ser un plato y hay que comerlo con cuchillo y tenedor grandes. El mejor acompañamiento siempre será una buena cerveza.

Productos gourmet a domicilio. Selectos Frágola.

Esto del internet es una gozada. Lo más parecido que había antes era la venta por catálogo. La inmediatez de los sistemas de compra y venta hace que todo vaya más rápido. En cuanto a los artículos gourmet, es decir, alimentos y bebidas de gran calidad, ya es mucho más sencillo encontrarlos y recibirlos a domicilio en un plazo de tiempo muy aceptable, sin tener que desplazarse ni buscar en las estanterías.

Selectos Frágola lleva ya unos cuantos años en internet ofreciendo lo mejor de lo mejor en alimentación y la selección de productos abarca todo lo imaginable. Lo mismo te venden vinos de autor que algas deshidratadas o quesos artesanos, además de chocolates exclusivos y jamón de pato o productos japoneses difíciles de hallar en tiendas físicas.

Lo bueno de esta tienda de productos gourmet por internet es que los gastos de envío son bajísimos, inferiores a los diez euros, con gratuidad para pedidos superiores a los 120 euros. Por supuesto que también envían pedidos refrigerados, que son los adecuados para aquellos productos que precisen de frío para la conservación. Los envíos se hacen a través de Seur, que funciona de maravilla. Podemos pagar con tarjeta de crédito, contra reembolso o bien por transferencia bancaria.

Selectos Frágola distribuye una gran variedad de alimentos gourmet, producidos por empresas de reconocido prestigio nacional, tales como Cascajares, Conservas Emilia, Selectos de Castilla, Conservas de Cambados, Catedral de Navarra, etc.

Mención especial merece su selección mensual de vinos en lotes a buen precio, que podremos adquirir libremente y sin asociarnos a ningún club de vinos. Por cierto que los lotes de meses anteriores siguen disponibles por si nos los hemos perdido.

En Selectos Frágola te puedes montar una buena cesta de lujo por menos de cien euros eligiendo de las secciones o bien optando por uno de los lotes ya diseñados.

Tienen el buen detalle de ofrecer puntos de descuento para posteriores compras.

Toda la información en http://www.selectosfragola.com/


Mis artículos sobre comida y bebida en Portugal.

Hace años que mi blog sobre Portugal está en la red. Se encuentra en http://todoportugal.blogspot.com/ y en él se pueden leer 43 posts sobre comidas y bebidas típicas. Para ver todos los artículos del tema basta con ir a este enlace. Los artículos podrían venir a este blog llamado Saboralia pero entonces dejaría en pelota al de Portugal en cuantro a Gastronomía y saturaría a los lectores con el tema lusitano. Aquí dejo la lista de posts detallada para que se pueda ir a cada artículo directamente.

Cenar por 12 euros en el casino de Povoa de Varzim, cerca de Oporto.

Vino de Oporto, que ni es exactamente vino ni de Oporto

Los precios de los vinos en los restaurantes de Portugal.

Cómo pedir una cerveza en Portugal.

Para merendar, un cachorro.

Desayunando pasteles de arroz.

Comida rápida: tostas y sandes.

Comprar dulces árabes en Lisboa

Platos ricos y diferentes, la açorda.

Queso de Azeitao, gran virguería.

El frango es un pollo.

Cenar por 15 euros en el Casino de Estoril.

Bacalhau a Braz o bacalao dorado.

Carne de porco al estilo del Alentejo.

Tripas a moda do Porto, los callos portugueses.

Los deliciosos pasteles de Sintra.

Queijo da Serra, el queso de la Serra da Estrela.

Recuerdos con sabor.

Comer por poco dinero pidiendo un bitoque.

Pedras Salgadas, agua mineral con gas natural.

El Moscatel de Setubal.

Comida rápida y barata: cachorros, tostas, bifanas y pregos.

El Rosmaninho, un aceite de lo más fino.

Grandes panaderías de Portugal.

El perú, la pescada, el presunto y la espetada. Todo ello se come.

Licor de merda, color inconfundible.

Así hacen el bacalao.

Arroz de rape, arroz de tamboril.

Picando unos rissois.

Vinos para la comida.

El café en Portugal, de lo mejor del mundo.

Las mejores cervezas de Portugal.

Comer en un food court muy dignamente.

Bacalao con natas, con pinta de lasaña.

Comida rápida portuguesa.

El museo del pan en Seia.

La imprescindible francesinha.

Alta cocina a precios razonables.

Que aproveche.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Restaurante Piedras Blancas, Santander.


Santander, comer y volver. Seguro. La capital cántabra destaca por sus excelentes barras de pinchos y tapas. Aquí se unen dos tradiciones que no suelen coincidir, ya que las ciudades que sirven pinchos no presumen de tapas y viceversa, pero este es un caso ideal para los aficionados a la buena comida. En Santander se pica muchísimo y no es tan sencillo vender comidas en el comedor, de modo que la oferta de menús del día destaca por los buenos precios y las elaboraciones avanzadas, además de por el excelente género.

Inicialmente me dirigí a la calle Bonifaz, en la zona de Puerto Chico. Muy cerca está La Bombi, el restaurante donde van los famosos. Había comido ya previamente en La Brocheta, en la misma calle, donde tenemos varias opciones interesantes que probaré en otras visitas.

Se trataba de comer un buen menú del día y teníamos bastante donde elegir en misma calle y las inmediaciones. Escogimos el Piedras Blancas por su apariencia y también porque la oferta se antojaba atractiva. Serían quince euros, todo incluido.

Empezamos con un pastel de hongos con all-i-oli que nos pareció muy interesante, en su punto de sabor y con un par de lonchas por persona, más que suficiente. Un poco más de salsa no hubiera venido mal. Por cierto que el pan es tipo Fripan, calentito y sabroso.

Para los segundos probamos platos distintos. El lomo de buey venía en una ración generosa, servido en tiras y muy en su punto aunque con un toque extra de sal quedaría más logrado. Impecable el bacalao con hongos confitados, de lascas finas y sabor nada salado.

Los dos tomamos el mismo postre, un flan de chocolate con frutos rojos, de nota. Como el rosado del menú era Lambrusco, elegí un blanco de Rueda que me pareció fenomenal, teniendo en cuenta que no me gustan nada los vinos de uva verdejo. Un vino interesante para servirse en un menú, sí señor. El agua se sirve en botellas de cristal de medio litro y el café se puede mejorar aunque no está nada mal.

El local es muy coqueto y tiene una clientela local muy fiel, por lo que no necesitan para nada a los turistas, que no suelen andar de paso por la calle donde está y que por cierto recuerda a las del Barrio Alto de Lisboa. El personal es competente, amable y servicial, las mesas son amplias y hay varios ambientes disponibles.

Estamos también ante un restaurante de comida japonesa y es una pena no haberla probado, pero algo había que elegir. Tienen una muy interesante carta que se puede consultar en este enlace. La cocina se define como mediterránea y el resultado es muy bueno porque la relación entre calidad y precio anda ajustada a tope. El mejor ejemplo es la carta de vinos, con una selección de blancos y rosados a precios asequibles. Los tintos están muy bien elegidos y los cobran baratos.

El Piedras Blancas no es el Serbal y seguramente no lo pretende, pero lo que consigue es un producto impecable a un precio inmejorable. Cocina moderna, creativa, de raciones amplias y con sabores cuidados con precios para todos los públicos. Así ocurre que se llena enseguida y no me extraña. Sin duda es una dirección imprescindible para una escapada a Santander. Locales como éste son los que salen en la guía Gault Millau francesa. A ver si se pasan por ahí los de la Michelin para darle un "bibelot" de los que conceden a los restaurantes donde se come muy bien por poco dinero.

Toda la información detallada en http://www.restaurantepiedrasblancas.com/

domingo, 28 de noviembre de 2010

Pon un poco de mantequilla de cacahuete en tu vida.


Hay que reconocer que la mantequilla de cacahuete no tiene una presencia agradable ni una textura manejable. Durante muchos años estuve viendo películas americanas donde los niños la merendaban y en los comics de Daniel el travieso aparecía frecuentemente. Con el paso de los años llegué a encontrarla en Hipercor y la compré para probar. Mi primer encuentro no fue muy satisfactorio y los amigos que la probaron dijeron que empachaba mucho. Evidentemente es una bomba calórica y de sabor que debe ser bien administrada.

Mis recientes experimentos no han salido mal del todo. Compré un envase de calidad premium en el Carrefour de Las Rozas de Madrid y la cosa fue subiendo enteros. Basta salpicar una ensalada con una cucharadita para que aporte sabor y empaque. Hoy he probado a añadir unas gotas de esa mantequilla sobre pasta italiana fresca y mejora el resultado. Con un envase tenemos para mucho tiempo porque se conserva sin frío y curiosamente basta calentarla para que adquiera una textura mucho más líquida y manejable, nada que ver con la espesura tipo masilla de fontanero con que sale del envase. La clave está en la mesura, pues un exceso se apodera del sabor y al final todo sabe a cacahuete. Puede moderarse con un poco de salsa de vinagre balsámico.

En el mercado hay muy poco donde elegir pero los precios son tan bajos que no se pierde nada por probar. Como alimento para refugios de montaña no tiene precio. Animo a los lectores a que experimenten con ella e insisto en que hay que ser avaro con ella, como con el vinagre en la ensalada.

Ventajas e inconvenientes de la cafetera Tassimo.



Cuando una empresa lanza al mercado un producto como la cafetera Tassimo se supone que está muy segura de la calidad que ofrece. Lo malo es que pueden coincidir varias grandes empresas a la caza del mismo cliente, el que quiere un muy buen café preparado en segundos y sin tener que complicarse la vida. La competencia es feroz y de momento Nespresso va por delante de sus competidores a pesar de que su producto no pone las cosas sencillas a los clientes.

El sistema Tassimo parte de entrada con unos precios de cafetera para mi gusto algo elevados. Hay que tener en cuenta que la competencia directa baja de los cien euros por máquina y sin embargo aquí nos vamos bastante por encima. Un 50% de diferencia es demasiado hoy en día. El coste por café no es disparatado pero viene a salir por encima de los 30 céntimos, con lo que no hay diferencias importantes. La mejor baza de la Tassimo es que el sistema no está completamente cerrado y se deja la puerta abierta para que diversos fabricantes de café puedan producir cápsulas para su cafetera, lo cual es de agradecer. Además encontraremos los cafés en muchas grandes superficies, no sólo en tiendas propias como Nespresso o en ciertos establecimientos como Stracto o sólo en El Corte Inglés, caso de Digrato. Eso sí, los clientes se quejan de que en España hay muy poca variedad de cafés para esta cafetera y en Europa abundan las especialidades.

Al parecer la empresa se promociona en televisión y nos animan a visitar su Facebook.

A clientes tan cafeteros como yo no nos subyuga tener que adquirir una máquina algo cara y cuyos suministros no son precisamente regalados.

Hoy en día y con la que está cayendo les convendría organizar degustaciones masivas del producto o bien promocionar la cafetera con la venta a prueba, de modo que se pueda devolver en el plazo de un mes si el cliente no queda satisfecho. Muchos son los llamados y pocos los elegidos. De momento lo que más se aproxima a la libertad total es la Freecoffee de Solac, más conocida como la "fricofi", que no encuentro por ahí ni he visto funcionar aún, pero que te limita a las monodosis ESE, universales pero no tanto como el café a granel que sí se puede preparar en una cafetera convencional.

A largo plazo siempre compensa una buena cafetera, algo cara de adquirir pero más barata de mantener. Por cierto que tengo una Dolce Gusto que me regalaron y es raro que me de por comprar cápsulas de esa marca a pesar de que me encanta el producto. Los que tomamos tres o cuatro cafés al día no nos lo podemos permitir.

sábado, 27 de noviembre de 2010

La tienda de alimentos suecos de Ikea.

Si nadie compra muebles en un restaurante no sé muy bien la razón de comprar alimentos en una mueblería, pero el caso es que la cosa funciona. Ikea tiene embajadas de Suecia por doquier y allí se promocionan sus productos de alimentación. Todo el mundo ha probado ya alguna cosilla de ese gigante del mobiliario, cuyos "restaurantes" ofrecen una opción de alimentación muy asequible y equilibrada.

Lo que vemos en la foto es el rosti, unas tortitas de patata con cebolla que tienen interesantes resultados en la cocina. Salen muy baratos y se pueden colocar como base para cualquier cosa que queramos colocar encima. Curiosamente les pongo pasta fresca italiana y la mezcla sorprende. Los trato como si fueran los tortos asturianos, los talos vascos o las tortillas mexicanas.



La foto de abajo es la de la "lexe frittä". No es que los fritos de leche se llamen así en Suecia sino que se trata de un juego de palabras en plan de cachondeo, porque en este caso el producto es muy español y creado por un cocinero famoso mediático de esos, que no vamos a mencionar, expresamente para Ikea, que habrá pagado una pasta por la invención.

Los fritos de leche en cuestión salen a medio euro la unidad y se venden en envases de seis, congelados, naturalmente. No son precisamente baratos que digamos, pero el resultado sorprende por su finura. El sabor a canela y naranja y la textura dan la talla generosamente.

Otra de las tapas inventadas para Ikea es una croqueta de bacalao y espinacas, con muchas espinacas pero también con bastante sabor a bacalao. El precio es el mismo, a 3 euros la media docena. Aquí ya no se han lucido tanto y los bocados saturan muchísimo, con lo que considero ligero exceso de sal, pero ya sabemos cómo es el bacalao....

La mayor parte de productos de origen sueco pecan para mi gusto de sabores muy fuertes, pero hay público para todo. Los quesos me parecen bastante flojitos y prescindibles, aunque como vivo en Asturias es normal que el queso sueco no me diga nada.

Si bien las albóndigas no aportan gran cosa, el puré de patata es un producto muy conseguido y recomendable. En cuanto a los postres congelados, el nivel sube ostensiblemente con las tartas de almendra y chocolate, áltamente recomendables. La de manzana sale algo cara pero cunde bastante en sabor y esponjosidad.

Por lo visto Ikea ha invitado a algunos bloggers a la presentación de los nuevos productos al gusto español pero no ha sido mi caso, así que tendré que ir comprando más alimentos para ir opinando, ya que no tengo derecho a degustación gratuita.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Tiempo de turrón en porciones individuales.


El turrón no parece un producto español. Tiene una forma regular y es fácilmente apilable y almacenable. Tarda muchísimo en caducar y aporta una cantidad de energía bestial. El turrón parece un producto alemán, con tanta perfección. Y lo curioso es que parece relegado a las navidades cuando puede degustarse todo el año. Llega el tiempo del turrón y los supermercados se ven invadidos con nuevas especialidades. Ya nada es como antes. Antigüamente había del duro y del blando. Luego llegaron el de yema y el de chocolate. Ahora se pueden encontrar infinitas variedades para todos los gustos, que si chocolate con guindas al licor o crema catalana. Sólo falta el de chirimoya con ajonjolí y tropiezos de Boletus, que todo llegará.

Pero no escribo para filosofar sino para ofrecer algo de información práctica basada en la experiencia. Me he pasado definitivamente al turrón en porciones individuales. Puede que salga un pelín más caro pero aporta infinitas ventajas. Acabar una tableta convencional en una vivienda donde reside una pareja lleva cierto tiempo y cuando hay invitados siempre abundan ciertos turrones mientras que escasean otros. Todos conocemos la bandeja de los turrones abandonados que nos ofrecen en las visitas a otros domicilios, compuesta de todos los trozos que nadie se ha querido comer. Curiosamente el producto aguanta semanas sin síntomas de deterioro y a veces acaba en la basura por aburrimiento.

Con las monodosis o raciones pequeñas hay mucha más higiene y siempre se consume lo que hace falta, mientras que el resto permanece disponible para cualquier momento. Nada se desperdicia y encima no nos pringamos nada con la grasa. En general el turrón no es un producto caro y con las monodosis sobrantes nos podemos aprovisionar para ir de excursión, para la merienda de los niños, para tener en una bandeja de cortesía, etc. Además siempre sabes cuánto estás comiendo.

En los hipermercados hay una variedad terrible. He probado últimamente los turrones de Lidl con este formato y me han encantado. La misma recomendación vale para el resto de productos navideños, como mazapanes, empiñonadas, etc.
Las fotos que ilustran el artículo pertenecen a un par de marcas con glamour, aunque el consumidor tiene mucho donde elegir en una amplia horquilla de precios. Hágame caso, no será más ecológico pero es lo más práctico.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Novedad de Cascajares, pularda rellena.



No hace falta que vayamos a un restaurante para degustar un plato tan apetitoso. La pularda de Cascajares podemos recibirla a domicilio. Viene rellena de trufas y setas, acompañada de una salsa también de setas. Con ella cenan tranquilamente cinco personas y permite cualquier acompañamiento, desde un sencillo puré a unas patatas fritas o bien una ensalada.

La pularda lista para servir sale por 59 euros, al igual que el cochinillo. Por 69 euros ya nos llevaríamos el cordero lechal. Esas y otras exquisiteces grastronómicas pueden comprarse online en http://www.cascajares.com/

Ojo que hay que hacer el pedido con un poco de antelación. Es la solución ideal para las cenas navideñas, con todo su glamour y sin nada de esfuerzo.

viernes, 19 de noviembre de 2010

¿Interesa la cafetera Digrato por 59 euros? Opiniones.



Debe ser cosa de la crisis. Normalmente esta cafetera exclusiva de "El Corte Inglés" cuesta 99 euros y ahora existe la oportunidad de adquirirla por 49 euros. No hay nada más barato en el mercado con esa calidad. El único problema es el de casarnos para siempre con ella o tener otra cafetera como concubina para cuando no podamos darle lo que pide, valga la metáfora pillada por los pelos. Si nos comprometemos con la Digrato sólo le podremos administrar las cápsulas que vende la empresa en sus centros comerciales. Por lo menos la red de distribución es mucho más amplia que la de Nespresso. El coste por cápsula también y se queda en 25 céntimos por café, lo que la deja 10 céntimos por debajo de Nespresso. No tiene tantos locales donde suministrarnos como Dolce Gusto, que se vende en todos lados. La verdad es que la oferta de El Corte Inglés es tentadora pero recomiendo no caer en ella, a no ser que se trate de una máquina para el trabajo o una segunda vivienda. En cuanto al producto, tiene calidad y variedad, con lo que el buen café está garantizado. Si el lector toma poco café y tiene uno de esos centros comerciales a mano se encuentra delante de un buen chollete que no debería dejar pasar. A mi El Corte Inglés me queda a una hora de viaje y no me interesa hacer pedidos por correo.

Por mi parte insisto en que lo mejor a largo plazo es una cafetera que permita el uso de cafés a granel y monodosis ESE, que son universales y ya se venden incluso con la marca Hacendado de Mercadona. Gastas más en la cafetera perro te lo ahorras en café en unos meses. Del otro modo gastas menos ahora pero te lo pules después y por tiempo ilimitado.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Para jamones y embutido los de Guijuelo.



Guijuelo está en Salamanca y eso lo sabe todo el mundo. Aquí lo famoso son los embutidos ibéricos y los ingredientes de los productos no tienen ningún secreto, ya que se basan en la sabia combinación del clima, la alimentación de los cerdos y el conocimiento de la elaboración elevado a la máxima potencia. Los viajeros que circulan por la Ruta de la Plata suelen hacer un alto en el camino en Guijuelo, con la intención de satisfacer ese oscuro objeto del deseo gastronómico tan hispánico. Los embutidos ibéricos son una particularidad muy española y no hay nada parecido en ninguna parte del mundo. Por suerto para los amantes del buén jamón, los precios andan muy contenidos últimamente y se pueden conseguir auténticas obras maestras por mucho menos de lo que se piensa.

Ahora ya no hace falta parar en Guijuelo ni buscar en las grandes superficies porque la ganadería especializada en ibéricos Nobleza Charra vende estas maravillas en internet y las entrega en 24 horas. La gama de jamones abarca desde el jamón de cebo hasta el especial con denominación de origen certificada pasando por el de bellota, de modo que hay un jamón para cada presupuesto. La misama variedad abarca a la paleta, últimamente muy apreciada. Por cierto que con los huesos sobrantes salen unos cocidos de miedo, nada que ver con lo habitual.

En la web de Nobleza Charra encontraremos también los mejores chorizos, salchichones, lomos y morcillas. Los más vagos pueden escoger entre una gran selección de loncheados listos para abrir y servir, ideales para tener siempre en la despensa a la espera de un caprichito, por menos de lo que cuesta una hamburguesa. Lo mejor de todo es que también venden productos del cerdo refrigerados, muy convenientes para consumir directamente o congelar para disponer siempre de un carne de primera. La pluma, el solomillo, la presa o el lomo tienen nombre y apellidos, con la garantía de una empresa de prestigio que vende directamente al consumidor final sin el incordio de los intermediarios y sus comisiones.

La lista de productos la tenemos en este enlace. Lo mejor es ir directamente a su tienda online y comprobar que todo son ventajas, desde los precios ultracompetitivos hasta los ridículos gastos de envío, que incluso nos pueden salir gratis. Y todo ello sin tener que meter el número de la tarjeta de crédito, ya que pagaremos al recibir la mercancía. Luego podremos presumir ante las amistades comentando eso de "me lo mandan directamente de Guijuelo a casa" , "de una empresa familiar".

Toda la información detallada en http://www.ibericosnoblezacharra.es

Ahora que se acercan las navidades es bueno ir preparando una buena tabla de ibéricos para arrasar en las celebraciones. Los invitados lo agradecerán.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Cara y cruz de Mercadona.



Como muchos españoles soy cliente de Mercadona y tengo que alabar la buena selección de productos en algunas categorías de la alimentación, no en todas. Hoy me toca hablar bien y mal de esta cadena de supermercados. Por una parte voy a elogiar notablemente una selección de croquetas que han sacado al mercado, en las variedades de setas, ibérico y de cocido. Probablemente las primeras sean las mejores, pero las otras no van a la zaga. Los precios son muy contenidos y el producto cuela casi como gourmet, con un buen acabado. Las croquetas en cuestión fríen muy bien, no se rompen ni absorben mucho aceite. Otro producto similar que se vende como buñuelos de bacalao resulta ser lo que en Portugal llamarían croquetas de bacalao, porque se parecen una barbaridad. A lo mejor han elegido la denominación de buñuelos por alguna razón que ellos conocen, pero se podrían vender perfectamente como croquetas. En cuanto a los cuatro productos mencionados, hay que felicitar a Mercadona por incorporar esos congelados a su surtido. Con un poco de ensalada tenemos un excelente entrante ideal para cuando hay visitas.

Como no hay rosa sin espina, también debo poner a caldo el arroz negro de la marca Hacendado, que me parece un auténtico fracaso. Por una parte cuesta ponerlo negro porque lleva una cantidad de tinta ridícula. El sabor brilla por su ausencia y probablemente recuerde a cualquier cosa menos a un arroz negro. Con un poco de all-i-oli podría haber sido mejor ingerido pero a los dos o tres bocados tuve que descartarlo como plato y mi perro se ocupó del resto. Este arroz sale baratito, tanto como para que el resultado haya sido penoso. Ni siquiera los tropiezos de sepia y gambas aportaban nada de nada. Sería conveniente que Mercadona pusiera en marcha algún mecanismo para que sus clientes opinaran sobre los productos que se venden en los supermercados. Obviamente no repetiré y no lo recomiendo, del mismo modo que elogio sus croquetas y buñuelos. Por cierto que otros arroces negros del mercado son algo mejores, pero todavía no se ha logrado una buena preparación en conserva o en congelado.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Stracto. Otra marca de café en cápsulas que no va a arrasar.

ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE.
LAS CÁPSULAS YA SE VENDEN EN SUPERMERCADOS ALIMERKA DE ASTURIAS Y LA CAFETERA SE REBAJA A 50 EUROS PARA TITULARES DE LA TARJETA ALIMERKA.

Hoy en día hay café en cápsulas al alcance del consumidor en diversos canales de distribución, siempre con el denominador común de la cafetera cautiva e incompatible con los demás sistemas, algo así como lo que ocurría al principio con los sistemas de video. Por una parte tenemos a Nespresso, que vende a través de sus escasas tiendas propias y por internet o teléfono. Dolce gusto y el resto de marcas se venden en supermercados y grandes superficies, pero sólo Dolce Gusto se encuentra mayoritariamente.


Ahora Cafento lanza al mercado su producto Stracto, basado en la inevitable combinación de cafetera propia y cápsulas de cinco variedades, una de ellas de descafeinado. Lo curioso es que en este caso la empresa hará la venta a través de establecimientos de hostelería que sean a la vez consumidores de su producto.

Estuve degustando un café Stracto en la Feria de Muestras de Asturias y ciertamente la calidad del producto es elevada, pero el precio por cápsula es demasiado parecido a Nespresso, con lo que para ese viaje igual no hacen alforjas. Concretamente según su lista de distribuidores no puedo adquirir sus productos en mi lugar de residencia. El comercial de la empresa me insistió repetidamente sobre la bonanza del producto sin llegar a convencerme. Personalmente estoy más por las monodosis ESE compatibles para cualquier cafetera y fáciles de encontrar en las grandes superficies.

Otra cosa sería que vendieran en supermercados y que los precios no pasaran de 30 céntimos por cápsula. De momento Stracto no aporta nada especial, como no sea para los desayunos en los hoteles o para cafetera de cortesía en habitaciones de lujo.

domingo, 29 de agosto de 2010

Postres de diseño en Burger King.



En este blog no hacemos asco a nada que esté bien hecho ni tenemos ningún prejuicio sobre la comida rápida. Se puede comer decentemente en un establecimiento donde la comida está muy estandarizada y los llamados restaurantes caseros no son necesariamente ninguna garantía así porque sí.

Tengo que reconocer que prefiero McDonalds pero hay que reconocer que Burger King se está esforzando en mejorar. La prueba la tenemos en los postres de la foto de arriba. Cada uno de ellos se vende por un euro y el conjunto de los cuatro puede ser adquirido por tres euros. Son unos postres en formato chupito servidos en unos monísimos vasitos de plástico grueso que nos podemos llevar a casa para reutilizar. Todos llevan trocitos de galleta excepto el de lima-limón, que es el único con un pequeño toque ácido. Las combinaciones se hacen con mousses y siropes y el resultado es muy meritorio. Burger King también ha mejorado notablemente sus helados pero sigue teniendo una asignatura pendiente con el café, ya que su oferta deja mucho que desear respecto a la competencia. McCafé, la marca cafetera de McDonalds ofrece buenos productos y precios mientras que Burger King está limitadísima en ese aspecto.

Los nuevos postres gourmet no es que sean ambrosía pura pero cumplen muy decentemente y podrían servirse en cualquier restaurante con pretensiones. Esperemos que no los quiten de la carta. Animo a los lectores a probarlos porque son la prueba de que las grandes cadenas pueden hacer cosas muy interesantes si se ponen.

sábado, 28 de agosto de 2010

Pasión alemana por el pan.




Mientras el nivel de los panes españoles va bajando escandalosamente y el de los franceses perdiendo muchos puntos, hay que hacer constar que Alemania mantiene el tipo al igual que Suiza y Portugal.

En una reciente visita a Alemania he podido constatar que allí se da muchísima importancia al pan y abunda las panaderías por doquier, incluso en las estaciones de ferrocarril y en las calles comerciales de más importancia. Bollos, pan de molde y hogazas de todo tipo son una provocación para los amantes del buen pan. Los precios son muy similares a los de España y la calidad es notable.

Lamentablemente he tenido experiencias muy negativas en España con el pan. En la provincia de Valladolid me han puesto caras muy raras cuando he solicitado hogazas y me han ofrecido productos de bajísima calidad. Es una pena que hoy en día la panadería de Carrefour gane por goleada a las panaderías convencionales, con mucha mayor variedad y calidad a cambio de precios ligeramente superiores. Con un buen pan todo sabe mucho mejor y con un mal pan se arruina cualquier plato.

Que el viajero sepa que Alemania tiene panes de lujo y una restauración con precios extremadamente contenidos. Siempre vuelvo a los lugares donde el pan es bueno.

miércoles, 21 de julio de 2010

¿TIENE SENTIDO PEDIR ALIMENTOS NO COCINADOS EN UN RESTAURANTE?



Naturalmente que cada uno con su dinero hace lo que le da la gana. Faltaría más. Ahora bien, no le veo mucho sentido a consumir jamón y queso en un restaurante, más que nada porque se trata de productos no cocinados y al hostelero le basta símplemente servirlos en el plato. Mi teoría es que voy al restaurante para comer lo que no puedo encontrar en otros sitios y para comer jamón y queso puedo ir directamente a cualquier tienda, eligiendo entre una amplia variedad.

Sí encuentro justificación a las tablas de quesos de una determinada región porque permiten degustarlos en pequeñas porciones y conocer el producto mejor antes de comprar. Ya no veo tanta gracia a las tablas de embutidos en las que no siempre conocemos el peso y lo que estamos pagando por kilo. Lo mismo me pasa con los espárragos, el típico alimento que no lleva manipulación.

Agradeceré las impresiones de los lectores al respecto.

lunes, 3 de mayo de 2010

6 BOTELLAS DE MUY BUENOS VINOS POR 12 EUROS A DOMICILIO Y SIN GASTOS DE ENVÍO


Está muy claro que por esos precios no te van a mandar un Petrús a casa pero sí una acertada selección de media docena de vinos muy correctos. Hay que tener en cuenta que no tiene mucho mérito que un buen vino valga a 40 euros la botella. La gracia está en ofrecer un producto de la máxima calidad posible pero con precios democráticos para que todo el mundo pueda tener en su mesa un vino que acompañe su comida con cierta elegancia y sin caer en precios que ya serían sospechosos. Lástima que no incluyan un rosado en el lote. La relación calidad/precio es insuperable y hace innecesario que bajemos al supermercado para comprar un vino de mesa de los que puedes poner en cualquier cena con invitados.

La empresa García Carrión tiene una web de venta de vinos online a la altura de su prestigio. Cuentan con bodegas en varias zonas de España y ofrecen algunas de las mejores denominaciones de origen de la península, desde la Rioja a Jumilla pasando por el Penedés y La Mancha. Lo mejor de todo es que los gastos de envío ascienden a cero, así como suena, de modo que rompen la barrera molesta que supone incrementar el precio del pedido.

Acabo de solicitar el lote de oferta y he aprovechado para comprar algunas botellas sueltas variadas para ir probando. Los precios no tienen competencia y los vinos están muy bien valorados por los entendidos. Por lo visto se puede ofrecer bastante calidad sin aprovecharse del cliente.

Toda la información detallada en http://www.vinosdefamilia.com

miércoles, 7 de abril de 2010

MONODÓSIS DE CAFÉ AL MEJOR PRECIO.


Reconozco que soy un auténtico vicioso del café y me encanta probar diferentes variedades. Lo que no tengo es una cafetera de 300 euros. La que tengo va muy bien y admite monodósis del sistema ESE, las polivalentes que no te hacen esclavo de una marca.

Hasta ahora compraba algunas de estas monodósis en Mercadona pero el resultado no era como para tirar cohetes. En otros Hipermercados se comercializan algunas entre las que sí destacan Marcilla y Saimaza. Las hay a la venta en internet y en general son bastante satisfactorias, pero lo que encarece el producto es el embalaje invididual de cada una de ellas. En Portugal hay más y mejores marcas para elegir, como Delta, Nicola y Sical. De las internacionales siempre destacan Lavazza y Segafredo.

Pues bien, resulta que en Francia me he encontrado con que el producto se abarata una barbaridad si se evita el envasado individual y te las presentan en un envase con un buen número de ellas. Una vez extraida la monodósis se cierra el envase de nuevo y se consigue una mejor conservación. El coste cae dramáticamente desde los 15 o 20 céntimos a los 10 o menos y eso ya es otra cosa.

He comprado unas 20 variedades y Lidl vende en Francia incluso algunas de sabores; el de vainilla resulta sorprendente. A ver si ahora en España alguien se anima a vender en cantidad y prescindiendo de los envoltorios individuales. El sistema es cómodo y garantiza un buen sabor, sin falta de comprarse una Nespresso o sus múltiples clones.

EL AMARETTO DI SARONNO Y SU VERSIÓN LOW COST



Para saber si en un restaurante disponen de un botellero decente no hay más que pedir un Amaretto di Saronno como vino de postre o como copa tras el café. Si no tienen, me quedará para siempre una mala impresión. Por supuesto que si me satisfacen, me queda mucho mejor sabor de boca.

Para los amantes de los licores dulces, el Amaretto es toda una provocación. La fórmula ya lleva cinco siglos en el mercado y encima el envase es todo un icono, diseñado en Murano. Entre los ingredientes se encuentran los huesos de melocotón y las almendras, junto con una selección de hierbas y bastante azúcar. El alcohol llega a los 20 grados.

Lo encontraremos normalmente a unos 14 euros la botella y también existe una marca de bajo coste que se vende en los supermercados Lidl bajo el nombre de Armilar. La botella no tiene un diseño tan chulo ni mucho menos pero tampoco es fea y el precio está por debajo de la mitad. En cuanto a la calidad, hay que ser muy entendido para notar la difrencia y más aún si lo utilizamos para preparar postres.

El de la foto es obviamente "il originale" pero yo me he acostumbrado a la imitación y me encanta. La elección es suya. Nunca debe faltar una botella de este licor para sorprender a las visitas.

domingo, 7 de marzo de 2010

Restaurante Arbidel, Ribadesella, Asturias.



El de la foto es Jaime Uz, el cocinero. La sonrisa de la foto es la misma que exhibe diariamente.

Comer muy bien sabiendo de antemano lo que vas a pagar es algo que valoro mucho. No quiero sorpresas con la cuenta y además me encantan los menús de degustación en los que hay varios platos muy diferenciados en los que la cocina demuestra sus habilidades sin usar foie o bogavantes.

Al cocinero ya lo conocía previamente porque empezó trabajando en Casa Abelardo, también de Ribadesella, pero se ha independizado y está triunfando en su nueva aventura con el Restaurante Arbidel, que por cierto toma su nombre de un personaje de una obra poética en bable del poeta local Pin de Pría.

En una ventosa noche de marzo decidimos probar suerte con este restaurante aunque ya apostábamos sobre seguro de mano, puesto que la labor del cocinero en otras plazas dejaba claro que no podía fallar y evidentemente no sólo no lo hizo sino que triunfó con contundencia. Curiosamente al entrar vimos que había comensales conocidos nuestros de los que siempre van a los mejores sitios.

Elegimos un menú de 25 euros con vino incluido y que constaba de los platos que menciono a continuación.

Aperitivo de la casa. Nos sirvieron una espuma de tomate con varios aliños y crujiente de ibérico que resultó bastante desveladora de lo que vendría a continuación, es decir, muy buena elaboración y excelente presentación-

Crema de cigalas con frutos del mar. Te la sirven deconstruida, o sea, en el plato sopero vienen los ingredientes sólidos y posteriormente se les derrama encima el líquido. Aquí ya se iba demostrando el nivel sobrado. El sabor era adictivo y el plato estaba conseguidísimo. Todo un plato marinero de aupa.

Ensalada de codorniz con agridulce de mostaza y soja. Se trata de un muslito de codorniz crujiente con una ensalada de canónigos potenciada por las salsas. Me resultó algo fuerte pero reconozco que estaba muy conseguida.

Bacalao con pil-pil de setas de temporada. El taco de bacalao estaba en su punto y las lascas brillaban. El acompañamiento resultó mucho más apropiado de lo que pudiera parecer a priori. Ya estábamos llenos pero todavía quedaba un plato.

Repollo relleno de Ibérico y crujiente de manitas. Aunque el nivel fue muy alto desde el principio, lo mejor llegó al final y el plato fue antológico. Casi no hace falta el crujiente porque carne, verdura y salsa maridan de cine.

Minestrone de frutas a la menta con helado de limón. Se sirve en copa y se convierte en un excelente cortante para pasar a los postres porque es una buena transición entre lo salado y lo dulce. Notable.

Torrija caramelizada con crema de piña y sorbete de naranja. La presentación es de foto pero no llevaba cámara. El helado finísimo y un conjunto precioso estéticamente.

El vino que iba incluido con el menú era Coto de Hayas, del cual tomamos blanco y rosado (éramos dos parejas), que cumple a la perfección su cometido de maridaje con los platos. Me encanta esa bodega porque hace productos fenomenales a precios inverosímiles.

El pan se sirvió en una cestita con varias especialidades recién horneadas y hay que darle buena nota, lo mismo que al café, que se servía en tazas muy apropiadas.

Lo bueno es que el servicio está a la altura de la comida y del coqueto local. El personal es muy amable y correcto en todo momento, desde que entras hasta que te vas.

Ahora tendré que volver a tomar otro de los menús o bien a explorar la carta detenidamente, preferiblemente antes de que lleguen los agobios veraniegos.

El restaurante no tiene web propia pero toda la información sobre cartas y menús la tenemos en este enlace. Por cierto que nos puede pasar completamente desapercibido en un paseo por Ribadesella ya que no se halla ni en primera linea de mar ni en las calles comerciales más anchas sino en uno de esos rincones recoletos y con encanto, en la Calle Oscura y detrás de la carnicería Aramburu, que aunque no venga a cuento tiene una decoración soberbia.

El restaurante Arbidel es ya visita obligada para cualquier viajero que pase por la villa marinera de Ribadesella. No hay más que echar una ojeada a estas críticas de gente que ha comido allí.

lunes, 1 de marzo de 2010

GRANDES RESTAURANTES DE HOTEL EN TENERIFE


Hay una frase que dice "no duerma usted en un bar ni coma en un hotel". Supongo que en su día tuvo vigencia pero me temo que la realidad nos va demostrando todo lo contrario y cada día más.

Una buena razón para elegir un hotel es su cocina pero si además cuenta con varios restaurantes la cosa mejora. Si encima nos encontramos con que tres de sus restaurantes están recomendados por la Guía Michelín, miel sobre hojuelas.

Esto es lo que ocurre en el Hotel Jardín Tropical de Tenerife, donde hay varias opciones gastronómicas muy interesantes y por cierto asequibles. Además de recomendar el Hotel, la Guía Michelín incluye en su selección de establecimientos de Tenerife a los restaurantes Las Rocas, Las Mimosas y El Patio, que se hallan dentro del hotel. Bingo. Toda una jugada maestra en favor del cliente. En las Rocas hay una cocina notoriamente mediterránea y desenfadada. En Las Mimosas se sirve un buffet de alta calidad y en El Patio la cocina se pone más seria con platos mimados por el chef Álvaro Garcés; en ese último comedor hay menús de degustación por 30 euros, cosa muy rara de ver en estos tiempos que corren.

Contra la vulgaridad y los buffets vulgares, el Hotel Jardín Tropical responde con una oferta muy contundente que merece la pena experimentar. Por cierto que no hace falta estar alojado en el hotel para disfrutar de esos restaurantes.
Toda la información en http://www.jardin-tropical.com/

miércoles, 10 de febrero de 2010

CENA GOURMET PARA DOS POR DIEZ EUROS. CARRILLERAS DE CIERVO CONFITADAS DE CASCAJARES


Lo que vemos en la imagen es una sugerencia de presentación pero obviamente podemos modificarla a voluntad. Parece un plato de boda y curiosamente viene en lata.

Lo de calentar comidas que vienen enlatadas y servirlas a continuación está muy visto para salir del apuro y símplemente como alimentación pura y dura. Durante muchos años la fabada y las albóndigas han ayudado a estudiantes y trabajadores a comer por poco dinero. La lata ha sido sinónimo de comida barata pero la modernidad ya ha llegado hasta los alimentos precocinados y ahora se elaboran virguerías como la que comento a continuación, igual de buena que la de cualquier gran cocina de restaurante y encima mucho más barata. Conviene tener en la despensa una o varias latas de estas para una visita imprevista, una cena romántica o símplemente comer muy bien sin cocinar. A los invitados les diremos que es un plato de cosecha propia para impresionar.

Las carrilleras de ciervo confitadas son un producto de Cascajares, la empresa que elabora el cochinillo y el capón que tanto éxito tienen durante las navidades. Basta con echar una ojeada a la web de Cascajares para darse cuenta de que no sólo ofrecen una variedad apabullante sino que su fuerte está en la elaboración de productos innovadores para consumidores exigentes con la calidad.

Las carrilleras vienen enlatadas y presentadas en una caja muy elegante ideal para regalar, con diseño inconfundible. Una vez abierta la lata nos encontramos con ocho buenos trozos de carrillera cuyo único conservante es la grasa de pato, que desecharemos inicialmente para proceder al calentamiento en microondas u horno. La condimentación es muy moderada y suave, sin excesos de sal. La apariencia recuerda inicialmente a las mollejas de pato pero la textura es totalmente diferente. Los bocados se deshacen en la boca casi sin masticar. En total hay un cuarto de kilo de carrilleras que nos podemos zampar entre comida y cena o compartir con quien nos apetezca.

La presentación en el plato admite todo tipo de variantes, desde unas tradicionales patatas fritas hasta una ensalada con loyo rosso u hoja de roble pasando por el arroz y el puré de patatas. Mi sugerencia personal es cortar unas rodajas de berenjena y de calabacín para dorarlas en la sartén y colocarlas en capas como las de una lasaña que luego coronaremos con un trozo de carrillera en cada una. Una crema de vinagre balsámico puede dar el toque maestro aunque no viene nada mal una salsa de frutos rojos como la de la foto.

Aunque el envase recomienda librarse de la grasa del pato, podemos aprovecharla para preparar unas deliciosas patatas a la sarladesa, es decir, al modo de Sarlat. Usaremos la grasa como si fuera aceite y freiremos en ella unas patatas cortadas en rodajas al estilo inglés, cuanto más finas mejor; tras salir de la sartén echaremos una brizna de perejil en polvo.

Naturalmente que para escribir todo lo anterior me he zampado la lata previamente y la conclusión es que se trata de un producto gourmet a precio democrático. El punto de cocción está muy logrado y la carne es de gran calidad. Lo podemos comprar no sólo en numerosas tiendas delicatessen sino en todos los centros de El Corte Inglés. Ojo que al principio se compra por capricho pero luego se convierte en una necesidad.

Después de echar una ojeada a http://www.cascajares.com te entra el hambre seguro, pero no de cualquier cosa.

domingo, 24 de enero de 2010

¿DÓNDE ESTÁ LA CARTA?


¿Dónde está la carta?

Estuve dando una vuelta por Santander y acabé comiendo un excelente menú del día en el restaurante La Brocheta, muy bien atendido y con un magnífico servicio de vinos. Había otras opciones y me quedé con ganas de volver para probarlas todas. Por la ciudad abundaban los excelentes bares de tapas y me encontré con camareros muy cordiales.

No obstante el artículo no trata sobre eso sino acerca de algo distinto. Resulta que nos acercamos a ver uno de los restaurantes más famosos de la ciudad y de la comunidad de Cantabria. No voy a dar más pistas. El caso es que no había carta expuesta en el exterior del establecimiento y eso ya espanta, es como avisar al paseante de que dentro puede pasar cualquier cosa. Se supone que te la van a dar cuando te sientes pero entonces igual ya es demasiado tarde para marcharse. Seguro que los precios eran altos porque si fueran bajos los hubieran mostrado en la fachada, como el resto de su compentencia en la ciudad.

En pleno tercer milenio esto ya no es aceptable. Parece como si quisieran avisar de que se trata de un lugar para aquellos a quienes el precio no importa. En general muy pocos restaurantes exhiben su carta de vinos en la fachada y eso casi se perdona, pero lo de ocultar la carta de platos con sus precios es sospechoso e ilegal. Lo mismo hacen algunos hoteles cuando evitan que sus habitaciones se vean en la páginas web.

Que allí se comía muy bien, seguro, pero a saber a qué precio.

sábado, 16 de enero de 2010

Jamones pringosos.


Siempre compro los jamones por internet o en tiendas especializadas pero nunca en un hipermercado. La razón está muy clara. Los jamones están chorreando grasa y no hay quien se arrime a ellos sin pringarse los dedos o ensuciarse la ropa, sin posibilidad alguna de limpiarse, incluso solicitando una bayeta o una toallita a los empleados. Los jamones del hiper están ahí para exhibirse y si quieres uno es mejor que pidas al personal que te lo coja y lo embale, pero eso no es nada sencillo y probablemente no pueda ser. Luego todavía queda meterlo en la cesta, pasarlo por caja, volver a meterlo en el carro y subirlo al coche para llevarlo a casa. Toda una odisea que se resuelve comprándolo por internet, que te lo llevan al domicilio y encima hay mucho para elegir.

A ver cuándo se dan cuenta en las grandes superfices de que para los jamones las cosas no funcionan igual que para otros alimentos que se pueden envasar al vacío. Los consumidores no vamos al hiper a mancharnos o a que se nos escurra un jamón entre las manos y su transporte se convierta en toda una guarrada y una odisea desagradable. Venderían muchos más jamones adaptando la sección a las necesidades higiénicas de los humanos.

Se me ocurrió esto en una visita al Eroski, donde había una paleta ibérica deshuesada con una pinta fenomenal y un precio fabuloso; lástima que no había manera de bajar la puñetera paleta de la estantería y allí se quedó. Otra vez estuve en el Carrefour de Plasencia y compré una de la marca Monte Porrino que era más fácil de atrapar. Posteriormente en Jabugo compré un centro de jamón ya bien envasado en una tienda en la que por cierto atendían y orientaban muy bien.

Los jamones son una delicia ibérica pero habría que facilitar la vida a la gente para que se los lleve.

jueves, 7 de enero de 2010

HAY QUE VER CÓMO ESTÁ EL SERVICIO

En este video podemos contemplar el concepto de servicio al cliente según el Pelanas, un personaje del programa de la ETB "Vaya semanita", de hace un par de temporadas. Desgraciadamente ni el actor ni el personaje salen ya en el programa.

LOS PLACERES DE LA CARNE EN RAZA NOSTRA


Por casualidad llega uno a sitios como esta web de una carnicería que es a la carne lo que Rolex o IWC a los relojes, algo así como lo más de lo más, la calidad por delante para clientes que quieren lo mejor a su justo precio. La empresa está en el mercado de Chamartín, en Madrid. Tienen servicio a domicilio y todo. Su oferta se basa en denominaciones de origen tan importantes como la ternera Morucha de Salamanca o la del Valle del Esla, entre otras.Hay ternera, buey, cerdo y cordero. Para profundizar pulsaremos sobre el logo. Ojo, que la web es muy buena.

LOS BOMBONES DE BRUSELAS


He estado tres veces en Bruselas y siempre he vuelto cargado de kilos de bombones. No es que esté forrado sino que estas delicias son baratas en Bélgica. Además de los archifamosos Godiva o Neuhaus, también existen los muy asequibles y ricos Leonidas, de los cuales te puedes llevar un kilo por 14 euros, lo que es muy buen precio. Se venden en cajas de 250 gramos, 500 gramos y un kilo. Casi mejor comprar en la ciudad en lugar del aeropuerto, porque hay más variedad para elegir. De Godiva nos podemos llevar una crema de chocolate tipo Nocilla en plan delicatessen por solo tres euros el frasquito.
En general Bruselas es un paraíso para los golosos y sale más barato comprar cien gramos de bombones que tomarse un café (bastante malo, por cierto). En los alrededores de la Grand Place hay una variada oferta y también podemos comprar en los supermercados, con precios más competitivos. Por cierto que en algunas chocolaterías ponen ciertos inconvenientes para atenderte en francés y prefieren hacerlo en inglés, por aquello de la piquilla entre flamencos y valones.
Para comer, la oferta tiene gran variedad e incluso se podrían calificar los precios como bajos, pudiendo cenar uno bastante bien a menos de quince euros, con medio bogavante, un entrecotte y helado de postre, todo ello de gran calidad y con la bebida aparte. La cerveza es la bebida estrella y hay marcas para dar y tomar. Mi favorita es la Maes. Y al que le gusten los mejillones, que cuente con que el tamaño de los moluscos es inferior al de los que aquí nos zampamos.
Hay hoteles baratos durante el verano y desde Bruselas podemos hacer muchas excursiones interesantes. Como destino, bueno, bonito y nada caro.