miércoles, 25 de noviembre de 2009

CONSERVAS COSTERA. LA COSTERA DEL BONITO Y OTROS FRUTOS DEL MAR DESDE ASTURIAS


Conserveras de pescado ha habido muchas pero cada vez quedan menos y Conservas Costera lleva en Asturias desde 1926, que supongo que por algo será, seguro que por hacer las cosas bien y buscando un buen equilibrio entre calidad y precio; es decir, envasar un producto óptimo y venderlo a precios convincentes. No todo el mundo puede decir lo mismo. Ojo porque no estamos hablando del bonito que siempre está de oferta en los hipermercados porque en este caso se trata de productos gourmet que están al alcance de los españoles que quieran pagar un poco más a cambio de recibir mucho más. El secreto es tener pescado de primera y tratarlo con mucho cuidado.

Conservas Costera tiene una variadad de 40 productos, lo cual ya es destacable e ideal para componer una cesta navideña a base de productos del mar con un larguísimo periodo de conservación. Con el bonito podemos elaborar lujuriosas ensaladas pero hay mucho más. Desde el humilde y sabroso paté de sardina, muy adecuado com aperitivo, hasta el insuperable paté de oricios (erizos de mar) y pasando por las suculentas anchoas en aceite o salazón, Conservas Costera tiene una gama para todos los gustos. Hay un surtido de tres variedades de algas que lucen muchísimo en los platos de pescado o en un simple revuelto. Curiosamente comercializan los caracoles de mar más conocidos como bígaros, en tarro.

Por supuesto la estrella es el bonito del norte en tarros de hasta casi dos kilos de peso escurrido, que hacen salivar a los que los ven en las estanterías del supermercado. Naturalmente que también envasan la ventresca en latas pequeñas para los más exigentes con el género. Un buen detalle es la especialidad baja en sal para los que llevan una dieta y se quieren permitir el capricho sin renunciar al sabor.

Conservas Costera tiene dos páginas web. La primera la veremos en http://www.conservascostera.com y la segunda en http://www.costera.es

La diferencia con las conservas corrientes de supermercado de bajo coste se queda en unos céntimos en cuanto al precio y un abismo respecto de la calidad. Póngalas a prueba y comprobará que la calidad tiene un valor que merece la pena pagar. Téngalas a cuenta para los regalos navideños porque se lo agradecerán durante mucho tiempo.

No hay comentarios: