sábado, 28 de noviembre de 2009

TODO EL ACEITE DE OLIVA EN UNA SOLA WEB.



Se podría decir que OlivaOliva es algo así como Oliva al cuadrado. Internet está llena de tiendas de aceite pero sólo hay una que los vende todos, o casi.

OlivaOliva.com vende una selección de aceites imposibles de encontrar juntos en ninguna otra parte. Por una parte podemos elegir tamaños, desde los pequeños para degustaciones y ensalada, de cuarto o medio litro; a partir de ahí subimos hasta los cinco litros en lata o en botella de plástico. También podemos escoger la zona de origen del aceite y por supuesto el tipo de aceituna utilizada, puesto que hay tantas variedades que es complicado decidirse. Antes de visitar esta web uno no se imaginaba que había opciones tan diversas.

Los grandes formatos son adecuados para llenar la freidora y el consumo de una familia con niños. Para los hogares menos habitados convienen envases de tres, dos o un litro, que se pueden adquirir por cajas.

Gastar en aceite de oliva virgen extra del bueno es una inversión muy rentable en salud, y encima barata porque no se trata de un artículo nada caro; no en vano vivimos en un país que produce grandes cantidades y calidades.

Obviamente OlivaOliva no se dirige al consumidor que exige siempre el precio más bajo a costa de lo que sea sino al que pretende obtener un plus de calidad a precios razonables y sin pagar las primadas que se abonan en ciertas tiendas gourmet cuyos porcentajes de ganancia inflan artificialmente las tarifas haciendo que el aceite parezca un artículo de lujo.

Regalar aceite es un detalle de buen gusto que se recuerda mucho tiempo y si nos portamos de modo un poco egoista nos obsequiaremos a nosotros mismos, que seguro que lo merecemos.

Lo mejor es echar una ojeada a http://www.olivaoliva.com y pasar un buen rato eligiendo lo mejor del mercado al precio de los productores.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Nacho Manzano consigue su segunda estrella Michelín.


El de la foto es un chico asturiano del municipio de Parres al que primero reconocieron sus méritos fuera de su tierra y tuvo que esperar un poco para ser valorado como merece. No puedo decir que sea amigo pero sí conocido con el que de vez en cuando charlo sobre cocina y hostelería, ya que es lector de mis artículos en la revista Horeco, lo cual es todo un honor para mi.

Nacho acaba de conseguir su segunda estrella Michelin, cosa que está al alcance de pocos mortales en el mundo. Lo curioso del caso es que su restaurante es de los que precisan GPS para llegar porque se halla algo apartado del mundanal ruido, aunque no lejos de la autovía del Cantábrico. Allí cené tres veces y fueron antológicas. El tío lo borda y además de innovar invierte en ingredientes de primera calidad, que son la base de un plato. Con el tiempo se ha hecho mediático y lo podemos ver en la tele. Ahora también explota un negocio de catering para banquetes que ya he tenido la ocasión de disfrutar y que se mereció un sobresaliente por parte de los invitados a la boda en la que estuve.

Este blog felicita a Nacho por haber llegado tan lejos y le anima a superarse, que seguro que aún puede. También aprovecho para sugerirle que renueve su web porque es todo un despropósito innavegable y lo más alejado posible de la llamada Web 2.0. Estamos hablando de una persona muy humilde y con los pies en la tierra. Los precios de su menú degustación son de lo más asequible a nivel nacional y ahora tiene el doble de estrellas que el año pasado.

Para 2010 espero felicitar también a su colega y compatriota mío Campo Viejo, más conocido como "el maño", que regenta El Corral del Indianu en Arriondas, donde también se come de cine por debajo de los 100 euros, lo cual es un regalo teniendo en cuenta el tipo de menús que se degustan y comparando con establecimientos similares de capitales europeas.

En mi zona cuando se consiguen tales méritos decimos cosas como "é finísimu" o "qué gallu". Felicito también a su madre, hermana y esposa, ya que detrás de este hombre hay tres mujeres que son muy importantes en su vida.

Y sobre la típica leyenda urbana de que se pasa hambre en esos sitios, creo que lo mejor es ir y luego opinar y no contar historias que le pasaron a un amigo de un amigo.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

CONSERVAS COSTERA. LA COSTERA DEL BONITO Y OTROS FRUTOS DEL MAR DESDE ASTURIAS


Conserveras de pescado ha habido muchas pero cada vez quedan menos y Conservas Costera lleva en Asturias desde 1926, que supongo que por algo será, seguro que por hacer las cosas bien y buscando un buen equilibrio entre calidad y precio; es decir, envasar un producto óptimo y venderlo a precios convincentes. No todo el mundo puede decir lo mismo. Ojo porque no estamos hablando del bonito que siempre está de oferta en los hipermercados porque en este caso se trata de productos gourmet que están al alcance de los españoles que quieran pagar un poco más a cambio de recibir mucho más. El secreto es tener pescado de primera y tratarlo con mucho cuidado.

Conservas Costera tiene una variadad de 40 productos, lo cual ya es destacable e ideal para componer una cesta navideña a base de productos del mar con un larguísimo periodo de conservación. Con el bonito podemos elaborar lujuriosas ensaladas pero hay mucho más. Desde el humilde y sabroso paté de sardina, muy adecuado com aperitivo, hasta el insuperable paté de oricios (erizos de mar) y pasando por las suculentas anchoas en aceite o salazón, Conservas Costera tiene una gama para todos los gustos. Hay un surtido de tres variedades de algas que lucen muchísimo en los platos de pescado o en un simple revuelto. Curiosamente comercializan los caracoles de mar más conocidos como bígaros, en tarro.

Por supuesto la estrella es el bonito del norte en tarros de hasta casi dos kilos de peso escurrido, que hacen salivar a los que los ven en las estanterías del supermercado. Naturalmente que también envasan la ventresca en latas pequeñas para los más exigentes con el género. Un buen detalle es la especialidad baja en sal para los que llevan una dieta y se quieren permitir el capricho sin renunciar al sabor.

Conservas Costera tiene dos páginas web. La primera la veremos en http://www.conservascostera.com y la segunda en http://www.costera.es

La diferencia con las conservas corrientes de supermercado de bajo coste se queda en unos céntimos en cuanto al precio y un abismo respecto de la calidad. Póngalas a prueba y comprobará que la calidad tiene un valor que merece la pena pagar. Téngalas a cuenta para los regalos navideños porque se lo agradecerán durante mucho tiempo.

martes, 24 de noviembre de 2009

¿POR QUÉ LES PONEN UNOS NOMBRES TAN RAROS A LOS PLATOS EN LOS RESTAURANTES?

Eso queda bien explicado en este video del programa televisivo de ETB Vaya Semanita. El que tenga Digital Plus, que no se lo pierda los sábados por la mañana y por la tarde. Se trata probablemente del mejor programa de humor posible en español. Seguro que a usted también le ha pasado lo mismo que a estos señores en un restaurante.

lunes, 23 de noviembre de 2009

ALGAS CANNORI. FRUTOS DEL MAR GALLEGOS.


Marisco y Galicia son casi sinónimos pero no todo el mundo sabe que la pasión gallega por los frutos del mar va mucho más allá. Del mar vienen alimentos de origen animal y ahora también vegetal. La gran despensa mundial se encuentra no sólo en tierra firme sino también en el agua salada marina.

La primera vez que probé las algas fue en un plato cocinado por el popular Nacho Manzano en su restaurante La Salgar, al poco de haber obtenido su estrella Michelín. La lubina con algas estaba de muerte porque el pescado era de primera y el complemento de las algas como guarnición maridaba excepcionalmente.

Las algas van haciéndose un hueco en la cocina y también en la alimentación, puesto que no es sólo cuestión de gastronomía sino también de salud. Como producto son un dechado de virtudes al carecer de grasas y estar repletas de vitaminas y oligoelementos además de fibra.

Las aplicaciones en cocina son variadísimas y su sabor resulta adictivo. Se pueden usar como acompañamiento de pescados, como ingrediente complementario para pastas, arroces y revueltos o bien incluso en ensalada.

Cannori es una empresa gallega que se dedica exclusivamente al cultivo de algas y a su envasado sin añadir nada. Así de simple, de la mar al tarro y de ahí a la mesa.

Si ve el producto en supermercados, conceda una oportunidad a las algas en su despensa y sorpréndase de su efecto. Impresionará a su amistades y enriquecerá sus platos, además de cuidar su salud.

Toda la información muy detallada en http://www.cannori.com/

jueves, 19 de noviembre de 2009

HARINAS SANTA RITA. SE ACABÓ LA VULGARIDAD.


Efectivamente, lo que estamos viendo en la foto son los envases de harinas Santa Rita que encontraremos en numerosos supermercados. El tercer milenio tiene estas cosas. Ya era hora de que de una puñeterísima vez la harina dejara de venir en los tradicionales envoltorios de toda la vida. Demasiados paquetes de azúcar pierden género y todos los de harina van espolvoreando el material por el carro del supermercado, el maletero del coche y los armarios de la cocina. Ahora la harina viene en estos prácticos envases reutilizables para lo que nos apetezca y tan útiles como un túper. Igual que otros han metido el azúcar en tetrabrick, Harinas Santa Rita ha revolucionado el mundo de las harinas y no sólo a base de envasarlas sino también ofreciendo una variedad inusitada nunca antes vista.

Me explico. Harinas Santa Rita tiene a la venta diecisiete variedades de preparados para la cocina. A ver quién da más. Olvidemos la antigualla de usar la misma harina para todo. Ahora nos lo ponen fácil, ya sea para rebozar pescado, elaborar croquetas, preparar bizcochos y magdalenas, amasar la masa de una pizza o cualquier plato que necesite un preparado de harina, hasta pan casero. Destaca particularmente la témpura para verduras. La clave está en que ahora ya no hay que añadir nada porque tenemos un producto específico para cada necesidad culinaria.

Al envase le ponemos matrícula de honor porque no hay nada mejor en el mercado. Al producto le damos una mención especial porque ya tenemos las cosas mucho más fáciles que nuestros antepasados. Parece mentira que haya una gama tan variada de rebozos y aderezos aplicable a la cocina casera. De hecho en los restaurantes usan estas cosas desde hace mucho tiempo y ahora quedan al alcance de la enorme clase media española.

Pagaremos menos de dos euros por cada envase y garantizaremos una excelente conservación del producto durante mucho tiempo. La harina cunde mucho y se aprovecha muy bien. Por cierto que incluso la hay de maiz, como la que usamos los asturianos para elaborar los llamados tortos y que en otros lares se conocen como talos. En definitiva, hay un producto adecuado para necesidad y con garantía de resultados.

Recomiendo encarecidamente una visita a http://www.santaritaharinas.com/ para conocer toda la gama de productos y una amplia selección de recetas adecuadas. Me gustaría tener más sitio en la cocina para tener todas las harinas.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

El sandwich más caro del mundo


Para los que pensaban que ir de pinchos en San Sebastián es caro, llega el sandwich de 130 euros y curiosamente no es de Bilbao. La cadena de grandes almacenes británica Selfridges ha lanzado su bocadillo de superlujo, del que al parecer ya han vendido 100 unidades. Los ingredientes son todo un lujo e incluyen ternera japonesa de Kobe, a la cual se le cría con toda suerte de mimos y además se le administran bebidas alcohólicas y se le dan masajes para suavizar la carne.

El sandwich en cuestión lleva foie y otras delicias. Lo curioso es que el bocadillo del que hablamos es un Mc Donald, no porque lo produzca la cadena de hamburgueserías sino porque su creador se llama así. Toda una ingeniosa maniobra publicitaria. Estas cosas sólo pasan en Londres.
La preparación lleva unos diez minutos y se mezclan cosas como queso Brie de Meaux, mayonesa de trufas negras, tomatitos y otras zarandajas apetecibles. Son casi 600 gramos de comida para los valientes que se atrevan a pagarlo.

Aunque esto parezca una atrocidad, creo que se puede superar, símplemente bastaría decirle a cualquier vasco ¿A que no hay huevos a hacer uno más caro? Sería cuestión de minutos y seguro que llevaría queso Idiazabal, chuletón de Berritz y pimientos de Tolosa. Probablemente el peso fuera de varios kilos y el precio superara al de una cena en la parte vieja de Donostia.

martes, 17 de noviembre de 2009

Cómo comer en Suiza sin arruinarse.


Suiza es un país muy especial ya que no pertenece a la UE y está rodeado de paises de la Europa comunitaria. Su moneda es el franco, que vale 0.65 euros y tiene un montón de rarezas y peculiaridades llamativas. Aquí los particulares que viven en edificios de viviendas no pueden poseer una lavadora en su domicilio sino que deben utilizar una máquina comunitaria ubicada en el sótano. Todo está muy reglamentado en este país de cuatro lenguas. El plato que sale arriba cuesta 7.60 euros y lo podemos degustar en el restaurante del supermercado Coop.

Evidentemente Suiza es un país de alto coste, aunque también de alta calidad; no obstante, los alojamientos no dan la talla según los estándares ibéricos. En el tema del transporte la cosa ya es muy diferente.
Hay muchas cosas que ver allí pero los precios pueden ser muy elevados en la hostelería convencional, incluso para los propios suizos. Así pues, se imponen soluciones radicales y prácticas. Sí es posible comer a un precio muy conveniente utilizando los restaurantes de las dos principales cadenas de supermercados, que son Coop y Migros, extendidas por todo el territorio suizo. Hay que aprovechar esta posibilidad para las comidas ya que a la cena nos los encontraremos cerrados.
Coop vende platos como el de arriba y menús semanales a precios más reducidos, de modo que será posible comer un plato fuerte y un postre o una entrada, con bebida y café por menos de 13 euros por persona, lo que no está nada mal. La comida es bastante buena para ser de autoservicio y la he probado en más de una ocasión. Parecía que acabaría comiendo en McDonalds a diario pero no fue así y por lo menos los dos supermercados me facilitaron una alimentación digna.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Cena para cuatro por menos de diez euros.


También podría haber titulado el artículo como "Comer bien de lata".

Uno de los productos franceses que más juego da en la despensa es el Confit de Canard o Confit de Pato. En realidad un confit no es un producto en sí sino un modo de preparación.
Aprendí a apreciar los productos del pato en el Perigord y más concretamente en la villa de Sarlat, que es uno de los lugares turísticos más volcados a la gastronomía de toda Europa.

El confit lo podemos preparar en casa porque el confitado es una cocción a baja temperatura y de larga duracíón, para lo cual va de maravila la vitrocerámica o bien la placa de inducción, pero casi no merece la pena porque lo podemos comprar enlatado por menos de diez euros. El producto viene en latas que contienen cuatro o cinco zancas de pato con su piel, más que suficientes para llenar unos cuantos platos llanos. Lo podemos acompañar con patatas fritas, por ejemplo. La preparación es bien sencilla; se abre la lata y se pone en el horno al baño maría durante unos minutos para que toda la grasa se vaya derritiendo y se facilite la extracción de las piezas. La grasa sobrante podemos usarla para freir las patatas al estilo de Sarlat, en lugar de aceite. Lo ideal es cortar las patatas a la inglesa y luego de freirlas se sirven con perejil espolvoreado.

Normalmente lo compro en Alcampo y consigo buenos precios. No pague más de diez euros por lata porque no merece la pena. Con una lata comen o cenan cuatro tragones y encima uno queda como un marqués. En ningún momento se nota que es un producto en conserva y encima los niños lo comen muy bien. Viene listo para degustar.

Otro día comentaré cómo preparo el magret de pato, es decir, la pechuga; aquí ya nos vamos a los cinco o seis euros por pieza con la que come muy bien una pareja. En Mercadona venden unas setas congeladas que se pueden confitar con aceite de oliva y resultan un buen acompañamiento para el confit y para el magret. Mejor evite comprar alitas porque tienen poco para comer.

domingo, 15 de noviembre de 2009

PAN PITA


Tengo que reconocer que para mi una pita siempre fue una gallina. Fue a raíz de un viaje a Bélgica cuando descubrí este curioso tipo de pan plano (que es lo que significa pita) que se utiliza para rellenar más que para acompañar la comida. Como invento es muy bueno. Ahora lo hay en supermercados y a buen precio, listo para prepararse en una tostadora. Una vez que se abre el paquete hay que consumirlo rápidamente, así que algunas empresas ofrecen el lote de seis panecillos en dos envases de tres unidades dentro de un unico pack. strong>En España este pan ha llegado gracias a los populares Kebab.

Una vez que se humedece ligeramente y se calienta, el pan se hincha y luego se desinfla, dejando el centro hueco, lo que aprovechamos para hacer una hendidura en el borde e introducir lo que deseémos, con una salsa, preferentemente, porque es más bien seco. Los suelo rellenar con bonito y mayonesa y ya lo he hecho con foie, aunque admite muchas combinaciones. Es ideal para bocadillos y además no nos pringamos. Es una interesante opción para cenar mirando la tele o símplemente para comer rápidamente. El único inconveniente es que cuando se enfría queda duro y pierde toda la gracia, así que no vale para llevar. Este pan es de origen árabe.

sábado, 14 de noviembre de 2009

SIVARIS: ARROZ POR UN TUBO


En la foto salen los atrevidos y originales envases de medio kilo de arroz de la marca Sivaris en sus ocho variedades. Estamos hablando de arroces de calidad máxima cultivados en Valencia y que se ofrecen en especialidades tan distintas como redondo, largo, sushi, carnaroli, basmati, bomba, venere y salvaje.

Para los amantes de la buena mesa se trata de toda una provocación, pues nos hallamos ante productos de gama muy alta y sin embargo asequibles, ya que el arroz cunde una barbaridad y hace plato casi por sí solo, absorbiendo muy bien los sabores de los alimentos con los que se cocina. Las más de las veces el secreto de un arroz con marisco no está únicamente en los frutos del mar sino en el arroz utilizado; es ahí donde los buenos restaurantes obtienen sabores que los particulares nunca consiguen empleando cualquier arroz barato del supermercado. Hay que tener en cuenta que cada variedad de arroz tiene peculiaridades en el tiempo de cocción, que puede variar mucho.

Las texturas y los sabores de estos arroces proporcionan mucha variedad a las guarniciones de los platos. El arroz es el alimento más consumido en todo el mundo y por algo será. Personalmente recomiendo sustituir las patatas por arroz en la presentación de muchos platos.

Lo bueno es que no hace falta buscar estos arroces por ahí ya que los tenemos disponibles en su página web con envío a domicilio sin gastos de porte, que ya van incluidos en el precio mostrado.

Como regalo de navidades es un detallazo y seguro que se recuerda durante mucho tiempo, porque dura meses, ideal para incorporar en una cesta o para regalarnos a nosotros mismos y permitirnos un caprichito que no nos va a arruinar. También existen formatos de uno y cinco kilos, apropiados para los consumidores más voraces.

Toda la información en http://www.sivaris.eu/

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Queso de Gamonéu, sólo para unos pocos.


Si el lector ya conoce este queso es mejor que no siga leyendo porque no le vamos a descubrir nada nueve. Si por el contrario es la primera vez que encuentra información al respecto, quizás le convenga saber algunas cosas.

No son pocos los turistas que escrutan los escaparates de las numerosas tiendas especializadas de Cangas de Onís, en Asturias. Sin duda Aquilino Sánchez es la más antigua y tiene dos versiones, una con quesos cortados y envasados al vacío y otra para servicio al corte. Muchos viajeros se sorprenden ante el enorme tamaño de los quesos de Gamoneu expuestos, ya que algunos pesan hasta siete kilos y parecen ruedas de coche de gama alta. Y sin embargo la imagen no dice nada a los foráneos, que pueden confundirlo con el archifamoso Cabrales.

Y es que el Gamoneu es un queso de producción extremadamente limitada y muy valorado por la población de la zona, que puede abonar la friolera de 36 euros por un kilo de este producto si ha sido elaborado en los puertos de montaña durante el verano. Los precios bajan a la mitad si se trata de quesos de los valles. Hay menos de 10 productores adscritos a la denominación de origen y ello se explica si tenemos en cuenta la complicada elaboración del queso y el entorno extremadamente hostil donde se lleva a cabo.

El Gamoneu es un queso de pasta dura y muy puñetero de cortar, ya que fácilmente se nos romperá en pedazos al aplicarle el cuchillo. Está elaborado con leche de vaca, oveja y cabra y posteriormente ahumado en una cabaña para luego pasar a cuevas de maduración.

Curiosamente los estándares de calidad son bastante variables y un mismo productor puede crear quesos óptimos y otros mucho menos buenos. En cuanto a sabor es muy poderoso aunque un pequeño exceso de sal puede arruinar el resultado. Recordemos que se trata de un queso totalmente artesano.
Normalmente no compro Gamoneu y hasta ahora mis encuentros con ese queso no han sido del todo satisfactorios pero lo que sobran son fans en la zona, e incluso entre los niños pequeños, que lo devoran insaciablemente.

Lo mejor es comprarlo en comercios especializados y solicitar asesoramiento por parte del vendedor. No me convence adquirirlo directamente del productor ya que normalmente reservan lo mejor para sus grandes clientes, que son precisamente las tiendas.

La rivalidad de sabores con el Cabrales existe por parte de los degustadores y se montan tontas polémicas, ya que se trata de quesos distintos que únicamente comparten la zona de elaboración y los tipos de leche. Personalmente soy más de Cabrales pero hay que reconocer que cuando un Gamoneu sale bueno uno casi mataría por él, como por los jamones de Galaroza. El Gamoneu está en el libro de honor de los quesos peninsulares al lado de la Torta del Casar o el Queijo da Serra portugués.
Al Gamoneu le han salido imitadores pero no hay color. Y ojo porque está en peligro de extinción a no ser que los pastores de los Picos de Europa reciban más apoyo de la administración. El Gamoneu es un monumento gastronómico que se merece la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

martes, 10 de noviembre de 2009

La sal de la vida.


Este es el aspecto de los envases de cuarto de kilo de la sal marina Maldon, procedente de Inglaterra. Muchos de los lectores ya tienen uno en casa pero seguro que hay gente que todavía no conoce esta delicia. El paquetito en cuestión suele salir por algo menos de seis euros en tiendas delicatessen, lo cual es una pasta en relación a lo que cuesta la sal común, pero todo un regalo si tenemos en cuenta lo que puede aportar en nuestros platos. Es una sal que no amarga y se utiliza principalmente para sazonar, no para cocinar. Se pueden depositar unos cristales de esta sal sobre un foie, un chuletón e incluso un helado de chocolate.

Esta sal es única y no hay imitaciones posibles, pues tiene denominación de origen, como el Champagne francés o el queso de Cabrales. En todos los buenos restaurantes hay sal Maldon para aderezar lo que haga falta y aportar un gusto muy fino. Desde que la conocí no puedo vivir sin ella. Si aún no la ha probado, me temo que se está perdiendo una de las cosas buenas de la vida. Sorprenda a sus amistades y quede como todo un gourmet.

lunes, 9 de noviembre de 2009

CONSERVAS SERRATS. MÁS DE UN SIGLO ENVASANDO BONITO Y ANCHOAS.


El lector puede conseguir un lote de conservas como el de la foto si su receta de bonito sale premiada en el concurso mensual de Conservas Serrats.

Inicialmente uno podría pensar que con un nombre como Serrats estaríamos hablando de una empresa catalana y sin embargo la conservera se halla ubicada en la localidad vizcaina de Bermeo desde hace 120 años, ahí es nada.

En Serrats se dedican a hacer lo que mejor saben, es decir, envasar un género de alta calidad y venderlo a precios razonables. No estamos hablando de de productos delicatessen a precios inalcanzables sino accesibles a todos los mortales. Eso sí, el que busque únicamente precio seguro que encuentra opciones más baratas y obviamente peores; el que quiera calidad fijo que hallará conservas más caras pero no mejores. Bonito y anchoas son los productos estrella de Serrats, con especialización en cogote y ventresca de bonito del norte. Particularmente apetitosos parecen sus mejilones en escabeche y el caviar de oricios (erizos).

Serrats tiene una web 2.0 de lo más convincente, con su Twitter, su Facebook y su Flickr; en éste último hay una interesante colección de fotos que describen las recetas que se pueden preparar con sus productos. Por si fuera poco también hay blog y con un interesante concurso de recetas mensual cuyo premio es un excepcional lote de conservas con el que ponerse morado.

Lo mejor de todo es que la conservera Serrats sí vende desde su web y con bajos gastos de envío. Se ofrecen cajas enteras y con un pedido de diez cajas no se abonan los portes. El proceso de compra es sorprendentemente ágil. Hay productos envasados en lata y también en frascos de cristal, con preparaciones al natural, con aceite de oliva y en salsas. Toda una provocación de cara a las navidades para autorregalarnos lo mejor del Cantábrico. Las cajas-regalo hacen quedar bien con el agasajado pero mejor un poco de egoismo de vez en cuando.

Toda la información extremadamente detallada en una web tan sencilla como agradable y que podemos ver en http://www.serrats.com

domingo, 8 de noviembre de 2009

Vinagre de Muscat. Otro aliño atrevido.


Tras la invasión de los vinagres de Módena en la cocina española, que por cierto nunca son el auténtico y carísimo aceto balsámico, llega el momento de experimentar algunas novedades interesantes más allá del vinagre de Jerez o de sidra.

El vinagre de la foto me lo regalaron y lo abrí enseguida tentado por la originalidad. La primera impresión olfativa no fue precisamente óptima, pues huele como un vinagre corriente de los baratos. Aún así rocié la ensalada con un chorrito a ver si la cosa mejoraba al contactar con las papilas gustativas; efectivamente en boca la cosa es muy diferente a lo que aparenta y el anunciado sabor agridulce irrumpe con una explosión nada agresiva para la lengua.

Normalmente no me gustan los vinos elaborados con uva Muscat pero en el caso del vinagre había que probar para ver si aportaba algo. La respuesta es positiva.

Recomiendo tener siempre en casa una selección de vinagres diferentes para aliños, ya que a los invitados les encanta probar cosas nuevas y diferentes. Lo mismo me parece conveniente para los restaurantes, dejando en el olvido a las vinagreras anónimas sin carnet de identidad.

La botellita en cuestión es de cuarto de litro y anda sobre los tres euros en tiendas. Obviamente dura mucho y no caduca, con lo que el producto va muy sobrado de calidad en relación a su precio. El sabor agridulce no tiene nada que ver con la salsa del mismo nombre que se vende por ahí, ya que aquí predomina lo agrio sobre lo dulce aunque lo último perdura en el posgusto.

El vinagre de Muscat es un producto de Molí de Pomerí.

sábado, 7 de noviembre de 2009

Vinagre de Módena. Exquisitez al alcance de los mortales.


Si el lector está tan forrado como para pagar el auténtico aceto balsámico di Módena, es decir, más de 100 euros el litro, mejor no siga leyendo. Pero si el navegante desea descubrir un producto gourmet a precios democráticos, quizás le interese saber que desde hace un par de años el vinagre balsámico de Módena ya está disponible en muchos supermercados, incluidos Lidl y Dia. Son cosas de la globalización.

Se trata de un vinagre muy diferente al que está acostumbrado el gusto español, pues no resulta tan ácido y tiene un toque dulce. Es ideal para el aliño y en todos los buenos restaurantes tienen una botellita a mano del cliente. Por menos de cinco euros podemos disfrutarlo y además tendremos en cuenta que dura muchísimo. Dicen que para aliñar bien una ensalada hacen falta un un avaro, un derrochador y un loco; el derrochador para echar el aceite, el avaro para el vinagre y el loco para mezclar los ingredientes.

El auténtico tiene denominación de orígen y además envejece durante largos años, siendo uno de los productos más cotizados de la alimentación italiana. Mientras no inventen el internet con olor o sabor, me limito a sugerir al lector que compre vinagre de Módena y disfrute la diferencia. Yo lo uso para preparar el magret de pato con moscatel y miel, con óptimos resultados.

El humor de Mauro Entrialgo y los restaurantes.


Mauro Entrialgo es un humorista muy observador y crítico, sobre todo con los sistemas de venta y reserva de las compañías aéreas, donde nunca sabemos lo que nos vamos a encontrar. En este chiste vemos cómo funcionarían los restaurantes si se les permitiera utilizar el sistema de tarifas tan misterioso de las aerolíneas. El blog de Mauro lo podemos ver en

Mauro Entrialgo es un humorista muy observador y crítico, sobre todo con los sistemas de venta y reserva de las compañías aéreas, donde nunca sabemos lo que nos vamos a encontrar. En este chiste vemos cómo funcionarían los restaurantes si se les permitiera utilizar el sistema de tarifas tan misterioso de las aerolíneas. El blog de Mauro lo podemos ver en

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Pistas para no elegir un restaurante.

Acertar al elegir un restaurante no es tarea fácil si carecemos de información previa. Si nos vamos a guiar sólamente por la intuición, podemos lucirnos o bien meter la gamba. Por si acaso, aquí doy algunas pistas orientativas fruto de la experiencia.

1. No entrar nunca en restaurantes cuya carta de platos no esté expuesta en el exterior del establecimiento. No hay ninguna razón para que nos oculten los precios.

2. No entrar nunca en restaurantes cuyos empleados estén en el exterior captando clientela. Es una práctica persuasiva muy incordiosa.

3. No entrar nunca en restaurantes cuyos cristales estén sucios. Si no limpian lo que está a la vista, imagínese lo que no se ve.

4. No entrar nunca en restaurantes que nos hayan recomendado sin haber solicitado información al respecto. Si el recepcionista nos empieza sugiriendo restaurantes antes de preguntárselo, mala cosa. Lo ideal es que nos propongan varios.

5.No entrar nunca en restaurantes cuya clientela se compone exclusivamente de turistas y donde los locales no acuden. No hay más que fijarse un poco en el ambiente.

Un cliente exigente acabará mandando al garete a los incompetentes. Son normas muy simples que si observamos con determinación, nos ayudarán a elegir.

Por si acaso, no vaya nunca a la aventura, infórmese previamente y consulte a diferentes fuentes.

El menú no se comparte. La carta sí.


Durante los últimos años he escuchado todo tipo de historias contadas por hosteleros. Además del tradicional robo de toallas o de irse sin pagar del restaurante, lo que más enerva a muchos propietarios es la actitud de los clientes que pretenden compartir un menú de diez euros entre dos personas, como si de tapas se tratara.

Toda vez que por esos diez euros uno puede comer una fabada digna, unos escalopines al Cabrales aceptables, con una ración de tarta y una botella de vino en la mesa sin cargos extra, ya es chulería pretender que una pareja divida el coste de la comida al repartirse los alimentos entre dos. Eso se puede hacer a la carta.

Hay que dejar muy claro que los precios de los menús son por comensal y no por menú. La legislación española estableció en su día un sistema de menús obligatorio para los restaurantes de ciertas categorías y que pretendía facilitar el acceso de los trabajadores a la comida fuera de casa sin tener que pasar por la carta. Si ya el precio es bastante popular, no viene a cuento la pretensión de muchos turistas que quieren echar morro más allá de lo razonable.

Últimamente han proliferado las advertencias en los anuncios de los menús con todo tipo de combinaciones. Desde "los menús no se comparten, la carta sí" hasta "precios por persona". Debemos tener en cuenta que el precio del menú es global y si el comensal decide no consumir algún plato no tiene derecho a reducción en el precio.

Del mismo modo que me parece penoso venir a Asturias a comer de bocadillo para ahorrar cuando se puede comer por 9 y menos euros, lo de compartir menús ya raya en lo esperpéntico.

Eso sí, los padres que comparten su comida con los niños deberían tener a su disposición un menú infantil porque he visto a demasiados críos pasar hambre porque no les piden un plato para ellos y sus padres piden comida que los nenes no se comen. Menos mal que ya hay restaurantes con menús cortos de un sólo plato pensados para los que no comen mucho.

martes, 3 de noviembre de 2009

Sal rosa del Himalaya. Producto gourmet a menos de cinco euros.


Me sorprendió encontrar este producto en los expositores del Eroski y una vez visto el razonable precio procedí a cargarlo en el carro. Me encantan estas finuras frívolas que impresionan a las visitas y además aportan toques de sabor muy interesantes en la cocina. Al igual que ocurre con la sal Maldon, la de Guerande o la Flor de Sal de Aveiro se trata de una sal que no amarga y sí porporciona matices a los alimentos que se cocinan con ella.

La sal la distribuye Molí de Pomerí, empresa desde cuya web no se pueden hacer pedidos y que se dedica principalmente a las salsas y condimentos. Por lo visto la sal rosa del Himalaya contiene calcio, potasio, hierro y magnesio, de modo que se considera áltamente energética. La textura no es escamosa sino que viene en un polvo ni grueso ni fino que hace fácil dosificarla. El color deriva del contacto con el hierro.

Dentro de la caja lo que nos encontramos es una bolsa de plástico; personalmente hubiera pagado más por un salero transparente. Nada me impide meterla donde me apetezca, sin embargo.

Por lo visto los grandes cocineros están utilizando esta sal en sus preparaciones y ahora está al alcance de los humildes mortales. La sal ha hecho un viaje de millones de años desde los tiempos en los que el Himalaya estaba sumergido en el fondo del océano. El precio no es un problema.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Las corbatas de Unquera en Cantabria.


Unquera está en Cantabria, haciendo frontera con Asturias, donde la ría de Tinamayor marca los límites de los territorios autonómicos. Aparentemente allí no hay nada especial, sólo un importante cruce de caminos y muy buen comercio. No obstante, Unquera es conocida por sus corbatas, que son las menos elegantes del mundo y también las más sabrosas, porque las susodichas no sirven como prenda de vestir pero sí como alimento. En mi despensa nunca faltan las corbatas para desayunar o merendar. Se pueden encontrar en prácticamente todos los supermercados de Asturias (donde son muy apreciadas) y Cantabria.

La CORBATA DE UNQUERA es un dulce de hojaldre con forma de pajarita o corbata, de unos 15 cm. de largo por 4 cm. de grosor, recubierto en su capa superior por un baño de glasa real con almendras.En su composición se emplean como materias primas más fundamentales la mantequilla y harina de trigo, siendo también componentes el azúcar, los huevos y la almendra.

En Unquera se sigue la forma tradicional de hacer el hojaldre, consistente en el amasado de la harina. Una vez amasada, se le añade la mantequilla para formar un plastón al que se le dan tres vueltas y pasa a la cámara de frío hasta que alcance la temperatura de 6 a 8 ºC. Una vez alcanzada esa temperatura se le vuelve a dar a ese plastón otras tres vueltas y pasa al frío hasta conseguir de nuevo 6-8 ºC. Posteriormente se estira y se corta. En el corte se le añade la glasa real, almendras y se le hace el nudo característico que da el nombre a la corbata. Se hornea un tiempo aproximado de 20 minutos y ya está lista para comer.

Como prepararlas puede ser algo pesado, quizás nos apetezca más comprarlas en cajas de una docena, envasadas individualmente y por menos de cuatro euros el envase.

Y si las compramos en Unquera directamente no es que vayan a salir más baratas pero podemos recogerlas recién salidas del horno. Son un vicio y siempre hay que comprar el doble de los que inicialmente preveamos.

Entre Unquera y San Vicente de la Barquera, por la antigua nacional 634 tenemos el área de Los Tánagos, donde podremos aparcar fácilmente y aprovisionarnos. No hay autobús que no pare allí. Mis favoritas son las de la marca Pindal.

domingo, 1 de noviembre de 2009

¿Comer en Ikea?


Lo más seguro es que IKEA no salga nunca en las revistas serias de Gastronomía. Pero cuando de lo que se trata es de alimentarse bien y a un precio competitivo, la multinacional del mueble se posiciona muy arriba. Curioso es que se pueda comer en una mueblería y que no se puedan comprar sillas o vajillas en un restaurante (a lo mejor es porque en el restaurante no quieren).

La cocina sueca tampoco es como para tirar cohetes pero resulta muy aceptable y más a los precios de IKEA. Ya he ido alguna vez a IKEA exclusivamente a comprar algunos de los alimentos que venden en su tienda y por supuesto a tomar un café o un refresco a precios razonables. Hay menús del día, platos combinados, helados,etc.
Naturalmente que si vamos de turismo no queda muy fino comer en el IKEA, pero cuando visitamos otros países con altos niveles de vida y precios agresivísimos en la hostelería, IKEA nos puede salvar el presupuesto. Como hay tiendas en toda Europa, preferiblemente cerca de grandes ciudades, si nuestro viaje es en automóvil puede incluir una paradita en IKEA para ir al servicio, tomar algo fresco o reponer fuerzas sin salirse casi de la ruta y con acceso directo desde la autopista, sin pagar parking y sin tener que buscar el centro de la ciudad a la que no queríamos entrar. Yendo con familia estas cosas no tienen precio.
Más información en http://www.ikea.es/

Restaurantes para comer "como en casa"

Algunos restaurantes llevan demasiado lejos su estilo casero. Más videos en http://www.eitb.com/vayasemanita.